Quijote Digital

  • Diario Digital | martes, 19 de octubre de 2021
  • Actualizado 17:09

El Gobierno regional destaca la decisión y responsabilidad con la que ha actuado ante la DANA, en coordinación con las administraciones implicadas

El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, ha asegurado que, en Castilla-La Mancha, “disponemos de un importante dispositivo de emergencias que ha actuado con profesionalidad, prudencia y efectividad”.

El Gobierno regional destaca la decisión y responsabilidad con la que ha actuado ante la DANA, en coordinación con las administraciones implicadas

El Gobierno regional ha considerado que se ha actuado “con decisión y responsabilidad antes, durante y después” del paso de la Depresión Atmosférica en Niveles Altos (DANA) por la Comunidad Autónoma, además de hacerlo en coordinación con otras administraciones implicadas, porque “entendemos que ésa es la manera más efectiva de afrontar un temporal y sus consecuencias”.
 
Durante un debate general en las Cortes regionales tras el paso de la última DANA por Castilla-La Mancha, el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, ha explicado las actuaciones llevadas a cabo por el Ejecutivo autonómico, que se han acometido desde tres vertientes: con medidas preventivas; con la puesta en marcha “con rapidez y de manera coordinada” de un importante despliegue de recursos y requiriendo con prontitud al Estado la declaración de zona catastrófica; así como, por último, con la aprobación “urgente” de ayudas.
 
En relación a las medidas preventivas, el consejero ha dado cuenta de las actuaciones llevadas a cabo desde que la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) informó de previsiones meteorológicas desfavorables debido a la llegada por el oeste peninsular de una DANA, que podría llevar asociadas lluvias y tormentas localmente fuertes o muy fuertes en distintos puntos de Castilla-La Mancha desde el 31 de agosto hasta el 2 de septiembre, con posible presencia de granizo, aparato eléctrico y rachas fuertes o muy fuertes de viento.
 
Ante esos avisos, de nivel amarillo y naranja, Ruiz Molina ha incidido en que la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas, a través de la Dirección General de Protección Ciudadana, ya en la mañana del día 31 realizó un envío masivo de dicha información, a través de sms y correo electrónico, a los organismos y Administraciones Públicas competentes declarando la activación, a las 20:00 horas de esa jornada, del Plan Específico de Fenómenos Meteorológicos Adversos de Castilla-La Mancha (METEOCAM) en fase de alerta para toda la región, decisión que se dio a conocer previamente a la opinión pública y a los medios de comunicación.
 
Ruiz Molina ha recordado que, al día siguiente, 1 de septiembre, sobre las 16:00 horas “se produjo un considerable aumento de las incidencias registradas en el Servicio de Emergencias 1-1-2 relacionados con la DANA, que estaba provocando graves inundaciones en Toledo y varios municipios de su provincia”, ya que “la tormenta era de una intensidad mucho más grave de lo que estimaba la AEMET en sus previsiones para la Comunidad Autónoma”.
 
Ante estos hechos, ha continuado, a las 16:30 horas la dirección del METEOCAM declaró la activación de este plan especial en fase de emergencia nivel 1 para toda Castilla-La Mancha, “con el fin de establecer una actuación coordinada de los recursos movilizados por las administraciones competentes y de fijar prioridades y ámbitos de actuación”. Y ha hecho hincapié en que, desde ese momento, el Gobierno regional se puso en contacto con los alcaldes de los municipios afectados “para ponernos a su disposición, a fin de que nos solicitaran los medios necesarios para hacer frente a los efectos del temporal”.
 
Refuerzo de personal en la Sala de Coordinación del Servicio de Emergencias 1-1-2
 
El titular de Hacienda y Administraciones Públicas ha remarcado que la activación de este Plan de Protección Civil implicó el refuerzo de la Sala de Coordinación del 1-1-2, con la incorporación de varios operadores para atender un posible incremento de llamadas, así como la constitución del Comité Asesor, que se reunió de manera presencial los días 1 y 2 de septiembre, bajo la presidencia del jefe del Ejecutivo Autonómico, Emiliano García-Page, para realizar un seguimiento de la emergencia y asistir y asesorar a la Dirección del Plan sobre su posible evolución, sus consecuencias, medidas a adoptar y medios necesarios para afrontarla.
 
Ruiz Molina ha precisado que durante el tiempo de activación del Plan METEOCAM se han contabilizado un total de 850 incidencias, la mayor parte de ellas (691, el 81% del total) el 1 de septiembre, aunque, “afortunadamente, en ninguna ha habido que lamentar daños personales”.
 
Los 850 incidentes se registraron en 153 municipios de la región, siendo la provincia más afectada Toledo, donde se han contabilizado 535 (63 % del total) en 65 municipios (el 42% del total), seguida de la provincia de Cuenca, con 212 incidentes (25 % del total) en 33 municipios. Menos afectadas se han visto las provincias de Guadalajara (24 municipios), Albacete (14 municipios) y Ciudad Real (17 municipios), con 40, 36 y 27 incidentes, respectivamente. 
 
Sin embargo, ha proseguido Ruiz Molina, sí se han producido “graves daños materiales” en bienes públicos y privados, así como en viviendas y comunidades de propietarios, en el tejido mercantil e industrial y en explotaciones agrícolas y ganaderas”, por lo que ha sido necesaria la actuación de todos los recursos humanos y materiales adscritos al METEOCAM, que han llevado a cabo “intensos trabajos de achique y limpieza de calles, viviendas, locales y carreteras, así como la retirada de vehículos de cauces”.
 
En concreto, durante la semana de activación del Plan, el Gobierno regional ha movilizado un dispositivo extraordinario de más de 500 efectivos entre personal del Plan Infocam, de las Brigadas de Carreteras y de la empresa TRAGSA, que han contado para desarrollar su labor con cerca de 200 medios.
 
También se ha contado con la ayuda de 82 voluntarios de 24 agrupaciones de Protección Civil de las provincias de Toledo y Cuenca movilizadas por el Servicio de Coordinación de Emergencias 1-1-2, además de con el apoyo de Cruz Roja que, en coordinación con el ayuntamiento de Cobisa, dispuso un albergue para un máximo de veinte personas, aunque finalmente no fue necesaria su utilización.
 
Un dispositivo extraordinario al que hay que sumar a los operarios municipales, bomberos, personal de las diputaciones y miembros de Cuerpos y Fuerzas de Seguridad a los que, una vez más, el consejero ha mostrado su agradecimiento en nombre del Gobierno regional, al tiempo que ha trasladado su apoyo a todas las personas afectadas.
 
Infraestructuras afectadas
 
El titular de Hacienda y Administraciones Públicas ha recordado que el paso de la DANA también causó importantes daños en infraestructuras que originaron cortes de tráfico en diversas carreteras de la red regional, en las provincias de Cuenca, Guadalajara y Toledo. Igualmente, se vio afectada la red ferroviaria, en concreto, la Línea del AVE Madrid-Toledo, con suspensión del servicio hasta el 5 de septiembre; y la línea convencional en el tramo entre Castillejo y Villasequilla y entre Tarancón y Huete.
 
Asimismo, se vieron afectados varios centros educativos, cuatro institutos y cinco colegios; y una decena de centros sanitarios, con desperfectos leves en la mayoría de los casos, como filtraciones de agua en cubiertas de edificios y goteras.
 
Solicitud de declaración de zona catastrófica
 
Ante esta situación, el consejero ha destacado que el Consejo de Gobierno, en su sesión de este martes, acordó solicitar al Gobierno de España la declaración de los municipios afectados como zona afectada gravemente por una emergencia de protección civil, lo que se conoce como zona catastrófica, y que adopte “con carácter urgente” las medidas legales previstas para paliar los daños causados, como la aprobación de ayudas y subvenciones estatales.
 
Finalmente, Ruiz Molina ha asegurado que este temporal ha puesto de manifiesto que en Castilla-La Mancha, “disponemos de un importante dispositivo de emergencias, que ha actuado con profesionalidad, prudencia y efectividad”, así como “con la máxima coordinación entre las administraciones públicas implicadas”.