Quijote Digital

  • Diario Digital | domingo, 05 de diciembre de 2021
  • Actualizado 21:14

El Gobierno regional eleva un 11,68 por ciento el presupuesto para políticas públicas de empleo y apoyo al tejido empresarial, diez veces más de lo que crecen las cuentas en su conjunto

La consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, ha anunciado la puesta en marcha de cuatro nuevos programas dirigidos a la mejora de la empleabilidad de la mujer y las personas jóvenes, además de una iniciativa para trabajar de manera directa con 40 mujeres víctimas de violencia de género, para la mejora de su empleabilidad.

El Gobierno regional eleva un 11,68 por ciento el presupuesto para políticas públicas de empleo y apoyo al tejido empresarial, diez veces más de lo que crecen las cuentas en su conjunto

El Gobierno de Castilla-La Mancha va a destinar casi 260 millones de euros a políticas de empleo y Formación Profesional para el Empleo, así como al apoyo a personas trabajadoras autónomas en la región en el presupuesto 2022.
 
Así lo ha avanzado la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, en su comparecencia en la Comisión de Economía de las Cortes de Castilla-La Mancha, donde ha anunciado además la puesta en marcha de cuatro nuevos programas para la mejora de la empleabilidad de las mujeres y las personas jóvenes en la región, además de una novedosa iniciativa dirigida de manera directa a la mejora de la empleabilidad de mujeres víctimas de violencia de género.
 
El presupuesto de la Consejería de Economía, Empresa y Empleo en el proyecto regional para 2022 se eleva hasta los 472,4 millones de euros, “lo que supone crecer un 11,68 por ciento con respecto al presupuesto inicial de este año, y hacerlo diez veces más de lo que lo hace el presupuesto regional en su conjunto”, ha indicado Patricia Franco, que ha señalado el firme compromiso del Gobierno regional en el apoyo al tejido económico de la región.
 
En este sentido, ha señalado que “esa apuesta por la recuperación nos ha hecho no escatimar ningún esfuerzo en apoyo económico a nuestro tejido productivo, y tiene reflejo en que, desde la llegada del COVID, hemos aumentado en un 60 por ciento el presupuesto inicial de nuestra Consejería en dos años, pasando de 296,8 millones en 2019 a 472,4 millones en la actualidad”.
 
Así, el presupuesto de 2022 de la Consejería de Economía, Empresas y Empleo “es un proyecto realista, expansivo, equilibrado y justo” que, según ha destacado Patricia Franco, mantiene una importante apuesta por el apoyo al empleo, a la Formación Profesional para el Empleo y a las personas trabajadoras autónomas de nuestra región, para las que se destina una cuantía que roza los 260 millones de euros. “El presupuesto 2022 contiene compromisos muy firmes en estas áreas, con más de 140 millones de euros destinados a políticas de empleo, 30,9 millones de euros para el apoyo a personas trabajadoras autónomas y la economía social, y más de 88,2 millones de euros para la FP para el Empleo”, ha valorado la consejera.
 
Compromiso con las políticas activas de empleo y la mejora de la empleabilidad
 
En el mapa del compromiso con las políticas activas de empleo y la mejora de la empleabilidad de las personas en Castilla-La Mancha se dibujan, de hecho, en algunas de las novedades más importantes que recoge el proyecto de presupuestos 2022 de la Consejería, que destina más de 28 millones de euros para el fomento del empleo juvenil, y casi 23,5 millones de euros a políticas que fomentan el empleo entre las personas con discapacidad.
 
Entre esos programas, y dentro del impulso al empleo juvenil, la consejera ha destacado el programa Investigo, que destina más de 7 millones de euros para incentivar la contratación de jóvenes investigadores en materia de I+D+i; y el programa Primera Experiencia en la Administración, que impulsará con cerca de 8 millones de euros la incorporación de jóvenes a la Administración como primera experiencia de empleo.
 
“Además, vamos a desarrollar dos importantes programas para impulsar la empleabilidad de las mujeres de nuestra región”, ha avanzado Patricia Franco, “un programa destinado a establecer itinerarios personalizados de inserción para mujeres en el medio rural y urbano, con una previsión de 5 millones de euros; y un nuevo programa de capacitación de mujeres en el ámbito rural dentro de nuestra oferta de FP para el Empleo, que se pondrá en marcha antes de final de año”, ha asegurado.
 
Dentro de estas novedades, la consejera se ha referido a otras dos, una nueva línea de ayudas para la consolidación de los negocios de personas trabajadoras autónomas en los entornos más rurales, “y un programa para la mejora de la empleabilidad y la inserción laboral de mujeres víctimas de violencia de género, que va a permitir trabajar de manera pionera con 40 mujeres en Castilla-La Mancha”.
 
Estas nuevas iniciativas convivirán a lo largo del próximo ejercicio con el refuerzo de las políticas ‘tradicionales’ de la Consejería en las áreas de empleo, FP para el Empleo y autónomos y economía social, y la consejera ha citado algunos de esos incrementos, como el 8,5 por ciento más destinado a la prevención de riesgos laborales, que crece hasta los 3,4 millones de euros e incluirá ayudas directas por 2 millones de euros dentro de ‘Castilla-La Mancha Más Segura’; la aportación de 64 millones de euros para convocatorias del Plan de Empleo por parte del Ejecutivo autonómico; el incremento hasta los 9,5 millones de euros en la cuantía de las ayudas para el inicio de actividad de las personas trabajadoras autónomas; o las convocatorias de 25,1 millones de euros de FP para personas desempleadas y de 4,2 millones de euros en la FP para el Empleo con compromiso de contratación, entre otras.
 
Todos estos programas permitirán el despliegue y puesta en marcha de cuatro grandes estrategias: una nueva estrategia por el empleo en la región, el Acuerdo Estratégico de Prevención de Riesgos Laborales, la nueva Estrategia de Impulso al Trabajo Autónomo, y el primer Plan Estratégico de Economía Social en la región.
 
“La combinación de las políticas estructurales de nuestra Consejería y de los programas novedosos que hemos diseñado y plasmado en el presupuesto de 2022 debe consolidar la recuperación económica de nuestra región, que nos ha permitido que, en un contexto de crisis sanitaria y económica sin parangón, tengamos los mejores datos de empleo y los datos más bajos de paro desde 2008, y seamos líderes en materia de creación de empleo en el último año”, ha finalizado la consejera.