El Gobierno regional reúne al Consejo Regional de Pesca para reforzar la práctica de una pesca sostenible y ambientalmente responsable

El viceconsejero de Medio Ambiente, José Almodóvar, ha explicado que “hemos conocido de primera mano las necesidades que nos han trasladado los distintos agentes del sector, lo que nos permite conocer su situación actual para avanzar en sus potencialidades, además de actualizar la Orden de Veda cara el año 2024”.

El Gobierno de Castilla-La Mancha, a través de la Consejería de Desarrollo Sostenible, ha celebrado la reunión anual del Consejo Regional de Pesca con el objetivo de analizar el estado actual en el que se encuentra tanto la pesca fluvial, como la conservación del medio acuático en la región.
 
Durante el Consejo, que ha estado presidido por el viceconsejero de Medio Ambiente, José Almodóvar, y en el que la consejera de Desarrollo Sostenible, Mercedes Gómez ha tenido oportunidad de saludar a sus integrantes en el transcurso del mismo, se ha abogado por reforzar la práctica de una pesca sostenible y ambientalmente responsable.
 
“Como hacemos periódicamente cada temporada, hemos querido conocer de primera mano las necesidades que nos han trasladado los distintos agentes del sector para evaluar su situación actual y avanzar en paralelo en sus potencialidades”, ha indicado Almodóvar.
 
Además, el viceconsejero ha informado que también han examinado el contenido de la Orden de Vedas de Pesca de cara a 2024, haciendo especial hincapié en la revisión de la normativa y las limitaciones de los períodos de pesca en la región, además de analizar la red de seguimiento de la trucha común, una especie de gran importancia en Castilla-La Mancha.
 
Una de las novedades de esta Orden de vedas es la adopción de limitaciones en el tramo final del río Tajo, ya en el límite con Extremadura, donde se ha constatado la presencia de siluro (Silurus glanis), con el objetivo de evitar la dispersión de esta especie a otros tramos o masas de agua, dado el elevado riesgo que supone para su viabilidad cara al perjuicio que podría suponer para las especies autóctonas de peces.
 
En la reunión han estado representadas las administraciones públicas, los colectivos y asociaciones de pescadores, las federaciones deportivas de pesca, las asociaciones de conservación de la naturaleza, además de contar con la asistencia de distintos expertos en biología y ecología fluvial.
 
“Desde el Gobierno de Castilla-La Mancha seguimos apostando por la participación de todos y cada uno de estos colectivos ya que aportan experiencia y conocimiento a la hora de trabajar de forma conjunta por la consecución y gestión de una pesca respetuosa con el medio ambiente, aspectos todos ellos fundamentales para la conservación y mantenimiento de la biodiversidad en las áreas acuáticas de la región”, ha subrayado Almodóvar.
 
Anualmente se expiden en Castilla-La Mancha cerca de 100.000 licencias de pesca lo que muestra la vinculación cultural, deportiva y de ocio de la pesca continental en la región en sus ríos, sus embalses y afluentes donde se localizan una gran cantidad de tramos pescables y cotos.
 
Estas licencias son gratuitas desde el pasado 1 de enero de 2022 por decisión del Ejecutivo autonómico para todos los residentes en la región.

Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement