Quijote Digital

  • Diario Digital | viernes, 30 de septiembre de 2022
  • Actualizado 00:00

El grupo de intervención psicosocial para situaciones de emergencia ha atendido un total de 17 incidentes durante el primer semestre de 2022

El número de intervenciones que se ha desarrollado durante los seis primeros meses de este año se ha triplicado, con respecto al pasado ejercicio, siendo los suicidios el motivo más común de actuación por parte de estos equipos psicosociales.

El grupo de intervención psicosocial para situaciones de emergencia ha atendido un total de 17 incidentes durante el primer semestre de 2022

El Servicio de Apoyo y Asistencia Psicosocial a Víctimas, Familiares y Grupos Operativos en situaciones de Urgencia, Emergencia, Crisis y Catástrofes ha realizado, durante el primer semestre de este año, un total de 17 intervenciones, tras ser activado por el Servicio de Atención y Coordinación de Urgencias y Emergencias 1-1-2 de Castilla-La Mancha, organismo dependiente de la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas.
 
En el primer semestre de este ejercicio casi se ha triplicado el número de intervenciones en relación con las llevadas a cabo el pasado año, pasando de los seis incidentes en los que los grupos psicosociales actuaron en 2021 a los 17 en los que han intervenido en el mismo periodo de 2022.
 
El Servicio de Apoyo y Asistencia Psicosocial es prestado por Cruz Roja, en cumplimiento del convenio firmado con la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas. Este servicio es esencial en aquellas situaciones de urgencia o emergencia en las que es imprescindible atender a los afectados de determinados incidentes o a sus familiares, para prestarles el apoyo anímico y psicológico necesario para afrontar una desgracia imprevista.
 
También el grupo de intervención psicológica está pensado para los trabajadores de los organismos intervinientes en emergencias que, en numerosas ocasiones, pueden verse afectados anímicamente durante su participación en algún accidente de especial gravedad.
 
En referencia al tipo de incidentes que han requerido la activación de los equipos psicosociales, cabe destacar que los suicidios, los fallecimientos de menores y las muertes repentinas en la vía pública son las que han motivado, en estos seis primeros meses de 2022, la mayor parte de las actuaciones de los psicólogos de Cruz Roja; en concreto, en 16 de los 17 incidentes que han tenido lugar de enero a junio.
 
De hecho, la única intervención cuya motivación no ha sido ninguna de las tres ya comentadas se ha debido a un accidente de tráfico en la localidad toledana de El Viso de San Juan, con el resultado de una persona fallecida.
 
Por provincias, Albacete ha sido la provincia donde se ha producido un mayor número de activaciones de estos grupos psicosociales, con un total de ocho actuaciones; seguida de Toledo, con cinco. Por su parte, en las zonas de Cuenca y Ciudad Real se han llevado a cabo dos intervenciones en cada una de ellas. Guadalajara ha sido la única provincia en la que no se ha demandado ninguna intervención de este tipo durante los primeros seis meses del presente año.
 
La activación y coordinación de la atención psicológica en situaciones de emergencia que se lleva a cabo en Castilla-La Mancha es realizada por el Servicio de Atención de Urgencias y Emergencias 1-1-2, desde donde se preavisa y se activan los equipos de psicólogos de Cruz Roja para que actúen allí donde se les demanda.
 
Convenio entre la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas y Cruz Roja
 
La Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas y Cruz Roja de Castilla-La Mancha reforzaron el año pasado su colaboración en materia de asistencia ante situaciones de emergencia, mediante la renovación de un convenio por el que la mencionada organización asume el compromiso de proporcionar asistencia psicosocial a las víctimas, sus familiares y grupos operativos que actúen en situaciones de urgencia en los supuestos de: activación de planes de emergencia; accidentes con múltiples víctimas o cuando se vean implicados menores; accidentes laborales o de otro tipo con al menos un fallecido, que generen un especial impacto social; incendios urbanos y forestales o cuando el número de personas fallecidas o desaparecidas sea superior a dos.
 
También cuando se produzcan muertes como consecuencia de explosiones o actos de terrorismo; ante secuestros o desapariciones de personas, intentos de suicidio o suicidios consumados; y en los casos de violencia de género y, en general, otros tipos de violencia en los que exista presencia de menores como testigos de los hechos.