Quijote Digital

  • Diario Digital | martes, 05 de julio de 2022
  • Actualizado 16:48

Guarinos reprocha a Page que “no derogue definitivamente” el nuevo impuesto al agua que lo único que persigue “es hacer caja a costa del empobrecimiento de los castellanomanchegos”

Critica que el PSOE de Page “vuelva a engañarnos con una iniciativa que demora, pero no deroga el nuevo impuesto del agua creado” y que podrá aplicar “cuando le convenga”

Guarinos reprocha a Page que “no derogue definitivamente” el nuevo impuesto al agua que lo único que persigue “es hacer caja a costa del empobrecimiento de los castellanomanchegos”

La vicepresidenta segunda de las Cortes de Castilla-La Mancha, Ana Guarinos, ha aseverado esta mañana, que el Partido Popular de Castilla-La Mancha “no va a apoyar” la propuesta de suspensión temporal del nuevo impuesto al agua aprobado exclusivamente con los votos del Partido Socialista, el pasado 17 de febrero, porque lo que el PP-CLM defiende es la “derogación definitiva” de este impuesto que ha creado Page y “que lo único que pretende es incrementar, aún más, la presión fiscal de los castellanos manchegos”.

Así se ha pronunciado Guarinos en el Pleno de las Cortes Regionales, donde ha reprochado a los socialistas que en febrero defendieran que la aprobación de este nuevo impuesto al agua como una obligación urgente e inaplazable que exigía Europa, y ahora,” mes y medio después, lo que era una obligación inexcusable ha dejado de serlo.

Este cambio de opinión de Page y los socialistas, ha asegurado Guarinos, viene gracias a la presión del PP-CLM de Paco Núñez que se ha encargado de dar a conocer a la sociedad las verdaderas intenciones del PSOE-CLM con la aplicación de este nuevo impuesto y el aumento de los dos cánones existentes, que no son otras que “la de recaudar más a costa del empobrecimiento de los castellanos manchegos”.

Guarinos ha criticado las intenciones del Gobierno regional, y más, cuando “sus nefastas políticas de gestión han derivado en que Castilla-La Mancha es la octava Comunidad Autónoma con mayor presión fiscal de España, unas de las regiones con los salarios más bajos y la región con la mayor tasa de inflación interanual (11,7%). En definitiva, “Page ha convertido a los castellanomanchegos en los ciudadanos más pobres de España, donde resulta más caro vivir y donde más difícil resulta llegar a fin de mes”.

Durante su intervención, la vicepresidenta segunda de las Cortes ha desmontado los argumentos socialistas para tratar de justificar “esta suspensión” y ha demostrado que el objetivo del Gobierno de Page “era y sigue siendo hacer caja”. El PP-CLM, “seguirá defendiendo la derogación definitiva del impuesto al agua”.

Sobre la Ley de Aguas, Guarinos ha criticado que los socialistas defiendan que esta ley aporta más agua y resuelve los problemas del agua en nuestra región. Una afirmación “completamente falsa”, porque esta norma “no aporta ni una sola gota de agua a Castilla- La Mancha”. La nueva Ley, “tampoco contiene ningún plan de depuración, ni presupuesto para depurar las aguas residuales, ni para la reutilización de las mismas”, ha recordado.

Igualmente ha reprochado a los socialistas que hayan repetido hasta la saciedad que el nuevo impuesto al agua era una obligación que imponía Europa. “Si fuera una obligación de la Directiva Marco del Agua estaría vigente desde el año 2000, fecha en la que se aprobó la Directiva Marco del Agua, por lo tanto, estaría vigente desde hace 22 años”.

También ha criticado que los socialistas aleguen en su Proposición de Ley “el compromiso de realizar inversiones en nuevas infraestructuras en los municipios”, evitando que nuestra región sea sancionada por la Comisión Europea, ya que la financiación de las infraestructuras relacionadas con el agua está prevista desde el año 2002, fecha en la que se aprobó la Ley del Ciclo Integral del Agua, con cargo a los cánones de aducción y depuración.

Ha recordado que, en su exposición de motivos, justifican la suspensión de este impuesto “porque estamos en una situación de emergencia en el precio de servicios básicos y que no es el momento más adecuado para poner este impuesto”. Estamos en una situación de emergencia ahora y cuando Page aprobó el nuevo impuesto al agua, el 17 de febrero, fecha en la que no le importó aprobarlo y justificar la necesidad de su aprobación. Además, si esto fuera cierto, el Gobierno de Page “no sólo debería derogar este nuevo impuesto, sino que debería aprobar una bajada generalizada de impuestos, tal y como Paco Núñez y el PPCL ha reclamado en más de 15 ocasiones y en todas ellas el Gobierno ha dicho que no”.

También ha desmontado la teoría socialista de que este impuesto es “algo simbólico”, “una cantidad muy pequeña”, ya que va a suponer una recaudación superior a 57 millones de euros que, junto con la subida del canon de aducción y de depuración podrá alcanzar los 100 millones de euros, todo ello para pagar el gobierno más caro de la democracia y el que peor ha gestionado en España. En este sentido ha recordado que Page ha sido quien peor ha liderado la pandemia, con las mayores tasas de mortalidad y letalidad de España. Y que, ahora, está gestionando pesimamente la situación de crisis por la que estamos atravesando, tratando de hacer responsable de la misma a la invasión Rusa de Ucrania y frivolizando con una guerra.

Guarinos ha aseverado que “el PP no va a apoyar la suspensión del nuevo impuesto al agua”. La propuesta que ha hecho el PSOE de Page “vuelve a engañarnos con una iniciativa que demora, pero no deroga el nuevo impuesto del agua creado”. La diferencia es considerable, ha apuntado, “demorar es hacer que una cosa ocurra después del tiempo debido o previsto, o dejar su realización para más tarde. Derogar es dejar sin efecto una norma jurídica o cambiar parte de ella. El PSOE dice sí a más y nuevos impuestos, y dejan el impuesto al agua para aplicarlo dentro de un tiempo. Nosotros decimos no a más y nuevos impuestos, incluido el impuesto al agua”

Finalmente, ha afirmado que con esta iniciativa “el PSOE se reafirman en subir impuestos y en crear nuevos impuestos, en forrarse a costa del empobrecimiento de los castellanomanchegos, en hacer caja, en volver a meternos la mano en el bolsillo… “y pretenden que la votemos a favor”.  Ha concluido que el PP no va a apoyar ninguna subida de impuestos. “Vamos a seguir proponiendo una bajada generalizada de impuestos, que es lo que el Sr. Page viene negando sistemáticamente”, ha zanjado.

Advertisement