Quijote Digital

  • Diario Digital | viernes, 30 de julio de 2021
  • Actualizado 11:26

La lucha contra la pandemia hizo que Castilla-La Mancha duplicara en 2020 la cuantía de los contratos suscritos por el sector público al pasar de 441 a 862 millones de euros

La portavoz del Ejecutivo regional, Blanca Fernández, ha explicado que “la crisis sanitaria provocada por la pandemia nos obligó a destinar todos los recursos disponibles para afrontar ese ‘tsunami’ sin dejar a nadie atrás”, y ello se ha traducido en un aumento considerable respecto al ejercicio precedente, tanto en el número de contratos (4.127 más), como en el importe de adjudicación 421,07 millones de euros más).

La lucha contra la pandemia hizo que Castilla-La Mancha duplicara en 2020 la cuantía de los contratos suscritos por el sector público al pasar de 441 a 862 millones de euros

El Gobierno de Castilla-La Mancha realizó un esfuerzo “extraordiario” durante el año 2020 y, como prueba de ello, la consejera de Igualdad y portavoz, Blanca Fernández, ha revelado que “la lucha contra la pandemia obligó al sector público regional de Castilla-La Mancha a duplicar la cuantía de contratos suscritos”, que, según datos de la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas, pasó de los 441 millones de euros en 2019 a los 862 en el año Covid.

La portavoz del Ejecutivo regional ha explicado que, “lógicamente, este incremento es debido en exclusiva a la gestión y a la inversión de dinero público para combatir una pandemia que se llevó por delante vidas humanas y recursos financieros, pero estando la vida en juego no hay otra cosa que tenga mayor importancia”, y ello se ha traducido en un aumento considerable respecto al ejercicio precedente, tanto en el número de contratos (4.127 más), como en el importe de adjudicación 421,07 millones de euros más).

El informe completo sobre la contratación del sector público regional de Castilla-La Mancha, elevado por la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas, pasó ayer por el Consejo de Gobierno para su toma de conocimiento, y de ello ha informado hoy Blanca Fernández en su comparecencia, quien ha cifrado en 5.909 el número total de contratos adjudicados durante el pasado ejercicio. En concreto, 3.365 (57 por ciento) fueron adjudicados por la Administración de la Junta de Comunidades con una inversión de 847 millones y 2.544 (43 por ciento) a cargo de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) con una cuantía de 15 millones.

En este punto, la consejera y portavoz del Ejecutivo castellanomanchego ha tenido palabras de agradecimiento para los empleados y empleadas públicas de Castilla-La Mancha, “a los que hoy quiero reconocer y agradecer su trabajo en nombre del Gobierno su capacidad de gestión y hacerlo con la mayor diligencia posible” en la tramitación de esos cerca de 6.000 contratos gestionados en un año con una situación excepcional.

Suministros, servicios y emergencia

En un análisis según el tipo de contratos adjudicados en 2020 por parte de todos los centros gestores que integran el sector público regional, la consejera y portavoz ha detallado que la mayor parte corresponde a contratos de suministros, exactamente 3.278, es decir, más de la mitad (55,47 por ciento). Algo lógico si se tiene en cuenta que la mayoría se refiere a la adquisición de material médico-sanitario en hospitales, centros sanitarios y centros de personas mayores relacionados con la prevención y tratamiento de la enfermedad Covid-19 (medicamentos, mascarillas, respiradores, guantes, gel hidroalcohólico, monitores, equipos de protección individual, entre otros).

También ha resaltado los contratos de servicios (2.467 por un importe de 309,05 millones), donde destacan los de las rutas de transporte escolar formalizados por la Consejería de Educación, Cultura y Deportes, los acuerdos marco llevados a cabo por la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas y los relacionados con la Covid.

En cuanto al centro gestor, como no podía ser de otro modo, el SESCAM fue el área que computó el mayor importe de contratos, con 926, y el importe de adjudicación, con 491,70 millones de euros. Principalmente, y como se ha citado con anterioridad, se trata de contratos de suministro de productos sanitarios y farmacéuticos relacionados con la Covid-19. Le siguen a continuación las Consejerías de Sanidad; de Educación, Cultura y Deportes; de Hacienda y Administraciones Públicas; y de Bienestar Social.

Líder nacional en gasto sanitario

Estos datos corroboran los publicados por el Ministerio de Hacienda, que a 31 de diciembre de 2020 sitúan a Castilla-La Mancha como líder en el gasto sociosanitario asociado a la COVID-19. Un gasto sociosanitario del Gobierno castellanomanchego derivado del coronavirus que en diciembre del año pasado, se elevaba al 1,23 por ciento de su Producto Interior Bruto (PIB) de la región (473 millones), un porcentaje muy superior al de la media que destina el conjunto de las autonomías y que en ese mes se situó en el 0,74 por ciento.

Por tanto, Castilla-La Mancha ha realizado en 2020 el mayor esfuerzo en gasto sociosanitario del conjunto de las Comunidades Autónomas para combatir el coronavirus, en relación con su renta, situándose por encima de la media nacional, a la vez que ha cerrado el ejercicio presupuestario 2020 con un superávit del 0,41.

Para finalizar, Blanca Fernández ha resumido este “músculo inversor” por parte del Gobierno que preside Emiliano García-Page en “más personal, más medios y más ayudas para el sector productivo y para la población más vulnerable”. De hecho, la consejera portavoz ha hecho balance del primer año de vigencia del Plan de Medidas Extraordinarias para la Recuperación Económica de Castilla-La Mancha con motivo del COVID, al recordar que “hemos destinado 622 millones de euros para apoyar al tejido económico y laboral de nuestra región, con especial incidencia en pymes y personas trabajadoras autónomas”.