Quijote Digital

  • Diario Digital | domingo, 23 de enero de 2022
  • Actualizado 22:24

Núñez anuncia que seguirá reclamando a Page una rebaja fiscal y se compromete a aplicarla cuando sea presidente de la Junta si el PSOE no la lleva a cabo

Recuerda que su propuesta incluyera bajada del IRPF, la eliminación del impuesto de Sucesiones y Donaciones, la rebaja  del AJD y el de Transmisiones y Patrimonio, además de la eliminación del impuesto sobre la compra-venta de suelo industrial cuando un autónomo o pyme quiera emprender una actividad productiva

Rueda de Prensa de Paco Núñez
Rueda de Prensa de Paco Núñez
Núñez anuncia que seguirá reclamando a Page una rebaja fiscal y se compromete a aplicarla cuando sea presidente de la Junta si el PSOE no la lleva a cabo

El presidente del Grupo Parlamentario Popular en las Cortes Regionales, Paco Núñez, ha anunciado este domingo que seguirá reclamando al gobierno socialista de Page una bajada generalizada de impuestos para la región al estilo de las que se están aplicando en comunidades gobernadas por el PP como Andalucía, Madrid o Galicia. Además, y en el caso de que los socialistas no accedan a sus peticiones, se ha comprometido a llevar a cabo esa rebaja fiscal cuando sea presidente de la Junta, en 20 meses.

De esta forma se ha expresado el responsable del GPP en las Cortes durante su visita al XIV Salón del Automóvil de Guadalajara, visita en la que ha estado acompañado por diversos cargos del Partido Popular en la ciudad y la provincia de Guadalajara, acto en el que ha recordado la forma de trabajar del PP-CLM, la de estar siempre cerca de quienes generan oportunidades y empleo, como en este caso es el sector de la automoción.

Núñez ha asegurado creer “firmemente” en la labor de los autónomos y pymes con quienes se ha trabajado “intensamente” para proponer a Page en el ámbito parlamentario una bajada de impuestos generalizada y especialmente enfocada en autónomos y pymes, propuestas que se van a seguir realizando para hacer ver al Gobierno de Page que, si se aplica esa bajada fiscal, servirá para relanzar la creación de empleo y mejorar la contratación en la región.

Políticas que, según ha explicado el presidente del GPP, ya ha llevado a cabo la Comunidad de Madrid, y de las que nos beneficiamos en la región, sobre todo en las provincias de Guadalajara y Toledo, pero bajadas que también se llevan a cabo en Andalucía, convertida gracias al presidente Juanma Moreno en una de las locomotoras de la economía del país gracias a la inversión y la bajada de impuestos. Políticas que también se llevan a cabo en Galicia, en definitiva, políticas que definen a los gobiernos del Partido Popular.

Núñez se ha mostrado convencido de que una política con baja fiscalidad ayuda a la economía y a la empleabilidad, es por eso que ha avanzado que el PP va a seguir trabajando para que el gobierno socialista de Page lleve a cabo esas bajadas de impuestos. El responsable del GPP ha explicado que sus propuestas incluyen la bajada generalizada del IRPF, la eliminación de los impuestos de Sucesiones y Donaciones, la rebaja del impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados y también sobre el de Transmisiones o Patrimonio. Dicha propuesta incluye además la eliminación del impuesto sobre la compra-venta de suelo industrial cuando una pyme o un autónomo vayan a emprender una actividad productiva.

Paco Núñez ha indicado que está demostrado que estas medidas ayudarían a dinamizar la economía de Castilla-La mancha para que sea más competitiva, además de animar la creación de empleo y el ahorro y el consumo de las familias. El presidente del GPP ha lamentado que, hasta ahora, las ha propuesto a Page sin suerte porque siempre ha mirado para otro lado y no ha escuchado al PP, y ha mostrado su intención de continuar proponiendo esa bajada de impuestos y, en el caso de que Page no la aplique, aplicarla él mismo cuando sea presidente de la Junta, en 20 meses.

Por último, Núñez ha querido agradecer el esfuerzo de todos aquellos que forman parte del PP regional porque están “comprometidos e ilusionados” por el futuro de su país y de su región, porque España “merece un cambio de rumbo y una alternativa al socialismo de Sánchez, y esa no es otra de que la alternativa que ofrece el PP y Pablo Casado”, asegurando que desde los 919 municipios de la región colaboramos con la construcción de esa alternativa.

Y ha concluido refiriéndose al proyecto político de la cercanía con los pueblos, de la dedicación plena a nuestra tierra y de la escucha activa para estar junto a los agricultores y ganaderos de la región, con nuestros autónomos y pymes, con la sanidad, la educación, el bienestar social, el Tercer Sector y así potenciar sectores vitales como el deporte o la cultura con el fin de acabar con el socialismo en Castilla-La Mancha, encarnado en un Page que lleva 20 años en el sillón y está agotado, cansado y sin ilusión por su tierra.