Quijote Digital

  • Diario Digital | lunes, 18 de octubre de 2021
  • Actualizado 13:11

Núñez espera que Page sea su rival en 2023 para que los castellanomanchegos avalen o rechacen “su gestión de la pandemia, sus mentiras y sus insultos”

Afirma que “no hay nada más sensato” que aquel que ha gestionado se enfrente a las urnas, por lo que ha apostado por “no desviar la atención y buscar titulares de otra cosa que no sea echar al socialismo del Gobierno”

nuñez
Núñez espera que Page sea su rival en 2023 para que los castellanomanchegos avalen o rechacen “su gestión de la pandemia, sus mentiras y sus insultos”

El presidente del Partido Popular de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, ha señalado que espera que Emiliano García-Page sea su rival en las próximas elecciones autonómicas de 2023 para que los castellanomanchegos avalen o rechacen su gestión de la pandemia, así como sus declaraciones, sus insultos y sus mentiras a lo largo de estos años de gobierno.

Así lo ha indicado durante una entrevista en el programa ‘La Noche de Dieter’ de esRadio, donde ha recordado que Page, en 2023, llevará 21 años en los distintos gobiernos socialistas de Castilla-La Mancha, por lo que “no hay nada más sensato” que aquel que ha gestionado se enfrente a las urnas y los votantes “apoyen o no” sus decisiones.

Núñez, que ha señalado que Pedro Sánchez ha puesto “un rival interno” a Page en la figura de la nueva ministra-portavoz, Isabel Rodríguez, que se ha estrenado “tratando de hacer concesiones a Cataluña”, espera que “quien gestiona, rinda cuentas”.

El jefe de la oposición ha señalado que Page “dice una cosa y hace la contraria”. Así, ha recordado que el presidente de la Junta criticó la campaña contra el consumo de carne de Alberto Garzón, pero en las Cortes de Castilla-La Mancha rechazó reprobar al ministro y votó en contra de retirar la campaña. Además, el propio Gobierno regional cuenta con una guía que también aconseja consumir menos carne.

Núñez ha lamentado que Castilla-La Mancha cuente con un presidente que mantuvo cerrado el nuevo Hospital Universitario de Toledo en plena pandemia, que está a la cola en vacunación o que es la última región en hacer pruebas diagnósticas.

Además, Page ha insultado a maestros, médicos, alcaldes, personas mayores o fallecidos. A ello se suman problemas como los cerca de 200.000 parados que tiene la región, los agricultores que no saben si podrán llegar a final de año, los hosteleros pasándolo mal, los comerciantes “que no saben si van a poder aguantar la situación”, el turismo “pendiente de un hilo, o la sanidad, la educación y la política social que necesitan “más esfuerzo”, así como la caza y los toros que necesitan apoyo del Gobierno regional.

“No estamos para desviar la atención y buscar titulares de otra cosa que no sea echar al socialismo del Gobierno”, ha dicho.

Por todo esto, ha aseverado que ningún castellanomanchego entendería que el Partido Popular, que tiene la opción de gobernar la región como certifican todas las encuestas, no lo hiciera.