Quijote Digital

  • Diario Digital | viernes, 14 de mayo de 2021
  • Actualizado 09:19

Pellets, ¿Qué son?

Las calderas y estufas de pellets cada día son más utilizadas como fuente de calor responsable con el medio ambiente

pellets
Pellets, ¿Qué son?

Los pellets o pellet de madera es un tipo de biomasa ampliamente utilizado como fuente de energía en estufas y calderas. Los pellets se han convertido en una fuente de energía renovable cada vez más eficiente, por lo que su uso se ha extendido en todo el mundo.  

¿Qué es un pellet? ¿Y como se obtiene?

Un pellet es un tipo de biomasa o combustible elaborado a base de materiales orgánicos. Los pellets se presentan como pequeños cilindros que miden de 1 a 3 centímetros cada uno.

La forma de varilla de los pellets es debido al proceso de compactación al que son sometidos. El pellet se obtiene a partir de astillas, serrín, trozos de madera y otros desechos forestales que comúnmente se utilizan en las grandes industrias. También se utilizan otros desechos orgánicos como huesos de fruta y semillas vegetales.

Toda la materia orgánica es compactada sin usar ningún tipo de químicos, ya que la resina de la madera garantiza la cohesión de los materiales. Sin embargo, algunas marcas de pellets tienden a agregar menos del 2% en aceite vegetal.

¿Cuáles son las ventajas del pellet?

El pellet es muy usado en la actualidad gracias a sus numerosos beneficioso y ventajas. En principio, los pellets destacan por ser un producto ecológico que es capaz de producir energía renovable a partir de residuos forestales.

El pellet también produce una limitada emisión de CO2, consiguiendo un efecto muy beneficioso para el medio ambiente porque disminuye la formación del efecto invernadero y la contaminación ambiental en comparación con otros combustibles. 

Como fuente de energía o calor, los pellets son excepcionales ya que su poder calorífico es incluso mayor que cualquier otra fuente de energía. También es cierto que son muy fáciles de transportar, de almacenar y de usar en calderas o estufas de pellet.

En el ámbito económico, los pellets figuran como una alternativa más asequible para conseguir un combustible orgánico. Es muy seguro, no tiene riesgo alguno de explosión, no produce muchas cenizas, es duradero y tampoco emite fuertes olores.

Otro punto a favor de los pellets es que ayudan a limpiar los bosques porque se utilizan residuos forestales para su obtención. El impacto ambiental del pellet es positivo y, por ello, es una gran opción para obtener energía renovable.

¿Para que se utilizan los pellets?

Los pellets, principalmente, se usan como combustible para la calefacción de ambientes o agua caliente. Las estufas y calderas de pellets son una opción más económica, ecológica y segura de calentar el hogar.

Tanto las estufas como las calderas de pellets son asequibles, ecológicas y fáciles de mantener. Sin embargo, no todas las casas pueden disfrutar de calderas o estufas de pellets debido la necesidad de evacuación de gases que tienen estos aparatos.

Las estufas de pellets también tienden a utilizarse para calentar radiadores de agua, siendo una forma mucho más ecológica, sostenible y ahorrativa para calentar el agua.

Uso de pellets para ahorrar energía y dinero

El poder calorífico del pellet es una de sus mejores características y, por ello, es un combustible ideal para ahorrar energía. Se estima que con el uso de pellets es posible alcanzar hasta un 60% de ahorro energético con respecto a otros combustibles como la leña.

Asimismo, los bajos precios del pellet contribuyen con el ahorro económico, especialmente en las estaciones frías del año donde se gasta más dinero para calentar el hogar.