Quijote Digital

  • Diario Digital | martes, 19 de octubre de 2021
  • Actualizado 19:48

Picazo proclama la alternativa liberal, moderna y vanguardista que no se conforma con una Castilla-La Mancha “de segunda”

La líder del partido Liberal en las Cortes, Carmen Picazo, reniega del conformismo socialista exhibido hoy por García-Page “carcelero de la libertad y enemigo del progreso” y apuesta por el rumbo de una C-LM de “ilusión liberal”

20210617_Picazo
Picazo proclama la alternativa liberal, moderna y vanguardista que no se conforma con una Castilla-La Mancha “de segunda”

La presidenta del Grupo Parlamentario Liberal, Carmen Picazo, ha valorado hoy con una frase al presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, “un hombre vale lo que vale su palabra” resumiendo la decepcionante intervención del presidente socialista porque, ha dicho, “Ciudadanos esperaba más, y sobre todo, Ciudadanos esperaba el compromiso pactado y firmado con el presidente García-Page en el Pacto de Reconstrucción de Castilla-La Mancha donde se comprometía, él y su partido, a crear la Comisión de Estudio COVID en las Cortes para saber la verdad de lo que ocurrió en Castilla-La Mancha durante meses terribles que nadie vamos a olvidar”.

La líder liberal ha afirmado que “Castilla-La Mancha está atrapada en la gran mentira”, haciendo esta apreciación porque los datos de diferentes organismos reflejan la realidad de “una región que está a la cola en empleo, asistencia sanitaria, resultados educativos, ciencia e innovación”, ha valorado. Y en este sentido, ha defendido que es una gran lástima la forma que de gestionar que tiene este gobierno socialista “con la apisonadora de la mayoría absoluta” puesto que Castilla-La Mancha tiene potencial para más y en Ciudadanos, ha dicho su líder, “no nos conformamos y construiremos ilusión en la sociedad, donde lleguen oportunidades que nos liberen de este conformismo de derechas e izquierdas, que demuestran los conservadores y los socialistas tradicionales”.

Para Picazo, “este conformismo es el carcelero de la libertad y el enemigo del progreso”, reflejado por los resultados obtenidos en esta comunidad tras cuatro décadas de conservadurismo de derechas y de izquierdas, lo que representa la decepción y el conformismo, “es la política de Page, anuncios, estrategias, planes, riego de millones, pero no existe una hoja de ruta de región por lo que se nos abre un gran hueco por el que luchará Ciudadanos para que esta realidad cambie”.

El partido de centro ha reivindicado una “igualdad territorial sin complejos” donde los castellanomanchegos “sean tratados como ciudadanos y no como súbditos”. Respecto a ello, ha lamentado “la decepcionante brecha salarial y laboral que sufren las mujeres en Castilla-La Mancha con el paro femenino” que ni el Partido Socialista ni el Partido Popular de Castilla-La Mancha han abordado nunca. Un problema arrastrado durante años fruto de su incapacidad para llegar a acuerdos, “salvo para repartirse los jueces como si fueran cromos”. De este modo, Picazo ha acusado a ambos partidos de “no aspirar a defender la igualdad de derechos de los individuos por encima de los territorios”.

Picazo ha mostrado su disconformidad con la gestión económica del Gobierno socialista de Page y ha apostado por “una Castilla-La Mancha solvente”, basada en reformas y consensos entre los distintos grupos parlamentarios, apostando por “un futuro gobierno de centro y liberal en la región”, donde se cuente con distintos puntos de vista y se devuelva la ilusión a los ciudadanos de Castilla-La Mancha, “con un nuevo Estatuto de Autonomía  que vele por el espíritu emprendedor y solvente y por el gran problema de la despoblación”.

Asimismo, La líder liberal castellanomanchega ha expresado su deseo de conseguir una Castilla-La Mancha “abierta a España, a Europa y al resto del mundo. Sin complejos y con orgullo”, donde “se saque partido al gran patrimonio cultural”, y no haya cabido para “ese extremismo de VOX en el que se quiere apoyar el partido conservador de CLM” y que sería tan letal para los avances sociales en nuestra región. A este respecto, Picazo ha proclamado su deseo de “un futuro gobierno basado en la moderación, responsabilidad y valentía, tolerante y respetuoso con su propia diversidad”. El partido de centro ha hecho un profundo llamamiento a trabajar por una educación de vanguardia “donde sean los padres los que determinen la educación que reciben sus hijos”, y que otorgue a la Formación Profesional de la importancia y de la “vanguardia tecnológica” que merece junto a una universidad con el potencial de ser la mejor de España.

Finalmente, el partido liberal ha hecho una apelación a la necesidad de “confiar en la ciudadanía si queremos progresar y recuperar la ilusión”. Picazo ha recordado la necesidad de un gobierno liberal en Castilla-La Mancha, donde se impulse a los jóvenes mediante ayudas para sus proyectos empresariales, y donde no se sufra “el maltrato burocrático” que padecen los ciudadanos en su día a día al acercarse a una ventanilla. Ciudadanos se presenta en este debate como “la alternativa liberal, moderna, de centro, que no se conforma con una Castilla-La Mancha de segunda y que destaque por su tono vanguardista, moderno y respetuoso”, ha remarcado.