Quijote Digital

  • Diario Digital | lunes, 26 de octubre de 2020
  • Actualizado 13:32

El PSOE bloquea la ley de Ciudadanos de evaluación de políticas públicas: “seguirán vendiendo sus fracasos como grandes éxitos”

El presidente del grupo naranja en las Cortes, Alejandro Ruiz, defiende la puesta en marcha de baremos cuantificables para poder comprobar objetivamente el grado de cumplimiento de las iniciativas del ejecutivo

El PSOE bloquea la ley de Ciudadanos de evaluación de políticas públicas: “seguirán vendiendo sus fracasos como grandes éxitos”

Ciudadanos ha presentado al Pleno de las Cortes de Castilla-La Mancha una Proposición no de Ley para la evaluación de las políticas y la calidad de los servicios públicos ofrecidos por el Gobierno regional. La iniciativa, según ha explicado el presidente del grupo parlamentario naranja, Alejandro Ruiz, tiene como objetivo “establecer baremos objetivos de comprobación de la eficacia de las medidas adoptadas por el gobierno de turno, con el fin de evitar que se sigan vendiendo como grandes éxitos algunas iniciativas que realmente son clamorosos fracasos”. El PSOE se ha opuesto a la aprobación de dicha PNL. “Van de progresistas pero tienen alergia a la transparencia”, ha indicado el diputado de Ciudadanos.

Ruiz ha censurado que con frecuencia los gobiernos traten de “hacerse trampas al solitario y engañar a la opinión pública” y ha lamentado que el PSOE no acepte este tipo de controles, que por regla general llegan desde instancias externas, como el Tribunal de Cuentas o la propia Unión Europea. “Si sale adelante esta iniciativa de Ciudadanos se acabó la propaganda y los partidos que gobiernen deberán vigilar con mayor autoexigencia la eficacia real de las medidas que ponen en marcha”.

Transparencia y rendición de cuentas

El diputado se ha cuestionado que “si en las familias se tiene en cuenta la importancia de cada decisión que se toma, y en las empresas privadas se hace un riguroso control de los resultados, ¿cómo puede ser que en la administración pública se conceda barra libre y no se exija una rendición de cuentas y que se asuman las debidas responsabilidades cuando se fracasa?”. En este sentido, ha afirmado que “esta ley no cuesta dinero, en todo caso lo ahorra, porque obligará a los dirigentes a hacer una gestión más eficiente”, matizando que “solamente hace falta voluntad política para avanzar en materia de transparencia”.

Así, ha insistido en que la puesta en marcha de esta iniciativa protegería a la ciudadanía de “la propaganda falsa de algunos políticos demasiado dados al autobombo” y permitiría evidenciar la eficiencia, la eficacia y la sostenibilidad de cada medida adoptada. “Se trata de identificar los éxitos reales y de detectar los fracasos con el objetivo de no repetirlos”, ha explicado Ruiz, recordando que “los gobernantes se equivocan muchas veces, aunque casi nunca lo reconozcan”.