Quijote Digital

  • Diario Digital | Miércoles, 26 de Junio de 2019
  • Actualizado 06:40

Quince empresas presentan sus propuestas para el proyecto de historia clínica interoperable liderado por Castilla-La Mancha y Canarias

Se han creado dos grupos de trabajo para analizar la documentación y poder elaborar los preceptivos informes definitivos que permitan continuar avanzando en el proyecto de Compra Pública Innovadora y que se enmarca dentro de la convocatoria de proyectos ‘FID Salud’, que se financian con Fondos FEDER.

Quince empresas presentan sus propuestas para el proyecto de historia clínica interoperable liderado por Castilla-La Mancha y Canarias

Quince organizaciones empresariales han presentado sus propuestas ante la convocatoria de una consulta preliminar al mercado dentro del proyecto de compra pública innovadora para el desarrollo de un nuevo modelo de historia clínica electrónica interoperable, un proyecto liderado por Castilla-La Mancha que se realiza en colaboración con Canarias.
 
En base a las características del proyecto, conocido como ISOHCE, se enmarca dentro del modelo de Compra Pública Innovadora, por lo que fue necesaria la convocatoria de la citada consulta preliminar al mercado y conocer qué pueden ofrecer las distintas empresas y el grado de madurez tecnológica existente para dar respuesta a los retos que plantea el proyecto.
 
Así, en este momento tanto Castilla-La Mancha como Canarias han puesto en marcha sendos equipos de trabajo para analizar la documentación aportada, de manera que en los próximos meses se pueda contar con la propuesta definitiva, orientada a la I+D+i que permita ser tramitada como Compra Pública Innovadora y hacer la licitación para su contratación una vez que se haya obtenido la financiación a través de los Fondos FEDER.
 
Historia Clínica Interoperable
 
El objetivo de este proyecto conjunto es generar una historia clínica interoperable, basada en una norma de alcance internacional (Norma UNE ISO 13606), aplicable en los centros asistenciales de ambas comunidades autónomas, resolviendo así las dificultades y limitaciones que supone el actual uso de historias clínicas electrónicas fragmentadas y con dificultades para la interconexión.
 
Esta historia clínica interoperable facilitará, además, la continuidad asistencial de los pacientes en el ámbito de los sistemas sanitarios de ambas comunidades, y de todas aquellas que deseen sumarse al proyecto una vez esté consolidado, lo que en definitiva redundará en la mejora de la seguridad del paciente.
 
Además, este nuevo modelo de HCE supondrá la definición de nuevos arquetipos, como se conoce a los conjuntos de datos que definen conceptos clínicos, al tiempo que el sistema ha de ser capaz de leer como un mismo concepto distintas expresiones del mismo.
 
Para ello, es necesario desarrollar un nuevo software que permita extraer los datos de las aplicaciones ya existentes que configuran las actuales HCE y normalizarlo, traduciéndolo a los nuevos arquetipos y permitiendo así la migración progresiva de los datos de los pacientes, desde lo preexistente hacia el nuevo modelo.
 
Por otro lado, se va a generar una plataforma de desarrollo de aplicaciones abiertas que marcará las características a las que deben atenerse los desarrolladores y programadores para crear aplicaciones compatibles con el nuevo modelo. Gracias a ello será posible incorporar nuevas funcionalidades, tanto para clínicos como para pacientes, complementando así las prestaciones de las historias clínicas actuales o de las carpetas electrónicas de salud de los pacientes.
 
Por último, y al trabajar sobre un modelo interoperable, el nuevo sistema posibilitará un crecimiento progresivo, constante, modular y colaborativo entre los distintos servicios regionales de salud que se sumen al proyecto, lo que permitirá, además, que se adapten a los retos asistenciales con mayor celeridad, al tiempo que se adoptan las novedades tecnológicas con mayor facilidad.