Quijote Digital

  • Diario Digital | miércoles, 22 de septiembre de 2021
  • Actualizado 14:10

Recomendaciones a la hora de elegir una residencia de ancianos

Conociendo este tipo de dependencia se debe comenzar por una reunión con los responsables de la residencia para valorar si los servicios que pueden proporcionar son los adecuados para el estado de salud del anciano.

residencia-ancianos
Recomendaciones a la hora de elegir una residencia de ancianos

Pensar en elegir una residencia de ancianos puede llegar a ser un verdadero quebradero de cabeza para muchas personas. Cuando se trata del bienestar de una persona de la tercera edad, si no existe posibilidad de mantenerlo en casa, la familia necesita estar segura de que elegirán un lugar adecuado donde sea atendido como en su propio hogar.

Esta es una decisión tan importante porque supone cambiar la vida, no solo al adulto mayor, sino también de la familia al completo. No todos los geriátricos o residencia de ancianos van a ser iguales. Hay que ver exactamente qué tipos de servicios y necesidades se corresponden con las necesidades específicas del dependiente.

Accesibilidad y ubicación para elegir una residencia de ancianos

Teniendo en cuenta que los residentes suelen recibir visitas habituales de su familia y amigos, la ubicación del geriátrico es un aspecto de los más importantes a tener en cuenta. La proximidad facilita sin duda estas visitas.

Por esto se recomienda que el centro se encuentre cerca del entorno de la persona, ya que esto va a favorecer la conexión con sus seres queridos y que el anciano no se sienta aislado ni, en casos extremos, abandonado. Por ejemplo, no tendría sentido que una familia residente en Madrid busca residencias de ancianos en Valencia, por ejemplo.

Considerar la salud del anciano

Otro de los factores a tener en cuenta al momento de buscar una residencia de ancianos es la salud o el nivel de dependencia que tenga la persona. Por ejemplo, si esta tiene alguna patología o enfermedad que limite su movilidad o calidad de vida.

Conociendo este tipo de dependencia se debe comenzar por una reunión con los responsables de la residencia para valorar si los servicios que pueden proporcionar son los adecuados para el estado de salud del anciano.

Características que tendrá dicho centro

Otros de los aspectos más importantes son las características que va a disponer, siendo esencial que sean de la mejor calidad posible. Algunos ejemplos son:

Servicios a tener en cuenta

Por un lado, se va a conocer la valoración de los servicios con los que va a contar este recinto. Mientras más profesionales y de calidad sean, mejor y más seguro se va a sentir el adulto.

Calidad de las instalaciones

Serán esenciales para poder decidir tanto por una como por otra. Estas van a estar adaptadas o deberían de estarlo conforme a las necesidades de las movilizaciones y el acondicionamiento para poder fomentar y mejorar la autonomía.

Con este sentido se puede llegar a valorar desde los escalones, los ascensores, las condiciones de los pasillos, iluminaciones. Teniendo un entorno mucho más seguro para que los mayores puedan disponer de una ayuda en caso de que suceda algún accidente.

Actividades en el entorno de la residencia de ancianos

Las residencias de la tercera edad suelen a llevar a cabo actividades que van a impulsar la socialización entre todos los residentes. Esto es de suma importancia para el bienestar y para su salud a nivel mental.

Por dicha razón se tiene que valorar que estos centros puedan desarrollar actividades de índole social que puedan involucrar a los residentes y a sus familiares.

Visitas y horarios

Por último, tenemos que uno de los aspectos más indispensables es que tengan en cuenta el permiso de visitas y que manejen un horario flexible. Esto será fundamental para que los mayores puedan recibir las visitas de los familiares y de los seres queridos, adecuándose a las necesidades y posibilidades de todas las partes.

Conclusión y reflexiones

Siempre será una decisión dura y difícil de tomar. No es fácil tener que dejar a cargo de otras personas un familiar querido que muchas veces te apoyo, alimentó y te vio crecer.

Pero en algunas instancias es necesario delegar esta responsabilidad en profesionales que garantizarán un adecuado cuidado y una atención a sus necesidades 24/7.