Quijote Digital

  • Diario Digital | lunes, 29 de noviembre de 2021
  • Actualizado 04:30

Unidad de acción entre el Gobierno de Castilla-La Mancha y las Organizaciones Profesionales Agrarias

El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha mantenido esta mañana un encuentro de trabajo con las organizaciones profesionales agrarias en Albacete, donde, entre otros asuntos, se han abordado cuestiones relacionadas con el agua. Al respecto, Martínez Arroyo ha subrayado que “el Gobierno de Castilla-La Mancha va a estar con los regantes de Castilla-La Mancha”.

Unidad de acción entre el Gobierno de Castilla-La Mancha y las Organizaciones Profesionales Agrarias

Unidad de acción entre el Gobierno de Castilla-La Mancha y las Organizaciones Profesionales Agrarias. Es lo que ha quedado patente esta mañana en el encuentro que ha mantenido en Albacete el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, con Julián Morcillo, secretario general de UPA en Castilla-La Mancha; Jorge Navarro, presidente de ASAJA Albacete y vicepresidente de la organización a nivel regional; y Antonio García Fajardo, miembro socio de COAG.
 
Una unidad que ha servido en estos años, entre otras cosas, para conseguir que la región haya contado con un documento de posición de la PAC consensuado y presentado en marzo de 2018 como hoja de ruta en las negociaciones que se han llevado a cabo y de donde la región “no se ha movido”, apoyando una reforma valiente, ha asegurado el consejero.
 
También en materia hídrica, donde el consejero ha reflejado la importancia del agua para una región que tiene en el sector agroalimentario el motor de desarrollo, representado el 17 por ciento de la riqueza de la Comunidad, y una agricultura y ganadería que “necesitan agua”.
 
En esta línea, Martínez Arroyo ha dejado patente que “el Gobierno de Castilla-La Mancha va a estar con los regantes” de la región. Así se ha referido a que una gota de agua es un “tesoro” para la agricultura y ganadería y, sobre todo, en la zona de Albacete, donde siempre ha habido estrés hídrico. “Con una región, que produce de manera eficiente y sostenible”, ha insistido.
 
Por todo ello, ha querido lanzar un mensaje de optimismo y es que ha recordado que “nos jugamos mucho cuando los consumidores toman decisiones de compra” y es preciso trasladar esa unidad de todos y de fortaleza a los ciudadanos.
 
Martínez Arroyo ha explicado que, en estos momentos, nos encontramos en el periodo de alegaciones de la planificación hidrológica, donde se va a ir con las organizaciones agrarias de manera conjunta, para lograr, por ejemplo, que haya una reserva de agua para los regantes de La Manchuela de la cuenca del Júcar, y que se haga efectiva en forma de concesiones como se ha conseguido en Hellín.
 
Y será aquí, en Hellín, ha explicado, donde la semana que viene se va a inaugurar una oficina de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS). Contará con la presencia del secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán.  
 
Martínez Arroyo ha indicado que “los regantes de esta provincia merecían” que hubiera una sede de la CHS, ya que cada vez “hay más intereses, somos más fuertes y somos más competitivos gracias a que utilizamos muy bien el agua”.
 
El consejero ha agradecido a los representantes de las organizaciones y a los agricultores y ganaderos su compromiso, y ha trasladado la importancia de “trabajar entre todos, reforzando el compromiso con este sector económico tan importante”.