Quijote Digital

  • Diario Digital | jueves, 08 de diciembre de 2022
  • Actualizado 20:51

El Gobierno regional ha destinado esta legislatura más de 660.000 euros a prevenir la trata y la explotación sexual y atender a las víctimas

La delegada de la Junta ha remarcado que la trata de seres humanos “es un grave delito, una grave violación de derechos humanos” que afecta sobre todo a mujeres y niñas cuando se realiza con fines de explotación sexual y “una de las peores manifestaciones de la esclavitud en el siglo XXI”.

El Gobierno regional ha destinado esta legislatura más de 660.000 euros a prevenir la trata y la explotación sexual y atender a las víctimas

La delegada de la Junta en Ciudad Real, Carmen Olmedo, ha señalado que el Gobierno de Castilla-La Mancha ha destinado en esta legislatura más de 660.000 euros a la prevención y sensibilización contra la trata y la explotación sexual y a la atención a las víctimas.

Así lo ha puesto de manifiesto durante la inauguración de las IV Jornadas sobre prostitución y trata organizadas por el Ayuntamiento de Ciudad Real que han contado, además, con la delegada de Igualdad en Ciudad Real, Manoli Nieto, la alcaldesa de Ciudad Real, Eva Maria Masías y la subdelegada del Gobierno, María Ángeles Herreros.     

En concreto, a lo largo de esta legislatura el Gobierno de Emiliano García-Page ha dedicado 336.000 euros a la línea de ayudas para la prevención de la trata con fines de explotación sexual, lo que ha hecho posible la puesta en marcha de 33 proyectos para prevenir y sensibilizar contra esta forma de violencia de género.  A ello se suman otros 326.000 euros destinados a atender mujeres en contextos de prostitución y/o víctimas de trata con fines de explotación sexual, que como consecuencia de la pandemia se quedaron en circunstancias de extrema necesidad.

Además, el Gobierno regional cuenta con otros recursos como el Centro de Atención y Valoración Integral -CAVI- “un centro de atención especializado para mujeres víctimas de violencia de género con problemáticas asociadas, entre las que se incluyen víctimas de trata con fines de explotación sexual, y pone en marcha campañas de sensibilización como ‘Las mujeres no se compran’, para implicar a toda la sociedad y denunciar la violencia que se ejerce contra las mujeres”.

Prevenir el delito y ayudar a las víctimas

Olmedo ha remarcado que la trata de seres humanos “es un grave delito, una grave violación de derechos humanos” que afecta sobre todo a mujeres y niñas cuando se realiza con fines de explotación sexual y “una de las peores manifestaciones de la esclavitud en el siglo XXI”. En ese sentido, ha insistido en que desde el Gobierno regional se está trabajando “en concienciar a la sociedad creando un entorno de tolerancia cero” hacia los explotadores y los demandantes de prostitución, y en la necesidad de ayudar a las víctimas y escucharlas.

La delegada ha advertido de que este delito ha adquirido “preocupantes dimensiones” en la actualidad por varias razones, el deterioro socioeconómico causado por la pandemia del COVID-19, el incremento de los casos de trabajo forzado en el mundo y el uso de internet para captar víctimas y también para explotarlas. Además, ha denunciado que la trata es uno de los tres negocios ilícitos más lucrativos junto al tráfico de drogas y el de armas.

Por todo ello, ha recordado que la sociedad debe ser consciente de que las víctimas de trata con fines de explotación sexual “son personas en situación de grave riesgo, cuya integridad e incluso sus vidas se encuentran amenazadas; personas en contacto directo con delincuentes sin escrúpulos que, en muchas ocasiones, pertenecen a complejos grupos organizados”.

Ante la situación de “grave amenaza” en la que se encuentran estas mujeres, niñas y niños, la representante del Ejecutivo regional ha destacado que es necesaria una intervención” rápida y eficaz en la que se garantice la seguridad de la víctima y su acceso a recursos asistenciales adecuados”, lo que implica la participación de profesionales especializados, tanto de organizaciones con experiencia en la atención a víctimas de trata con fines de explotación sexual, como pertenecientes a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado con formación específica en esta materia.

Por último, ha resaltado “la necesidad de escuchar a las supervivientes y sus testimonios” porque “son las que nos pueden dar la información para luchar contra estos delitos; debemos escucharlas, protegerlas y apoyarlas para romper precisamente esa cadena de amenazas, miedo y extorsiones. Y por supuesto, debemos protegerlas, acabar con su estigma, y bridarles oportunidades para una nueva vida”, ha concluido Olmedo.   

Advertisement