Valverde celebra que la Academia de Gastronomía de Castilla-La Mancha entregue el Broche del Medio Rural en la provincia de Ciudad Real

Con este premio se reconoce a establecimientos de municipios con menos de 1.000 habitantes

El presidente de la Diputación de Ciudad Real, Miguel Ángel Valverde Menchero, ha expresado su satisfacción por la decisión de la Academia de Gastronomía de Castilla-La Mancha de entregar su prestigioso Premio Broche Gastronómico del Medio Rural en la provincia de Ciudad Real. Este galardón, orientado a distinguir establecimientos ubicados en municipios con menos de 1.000 habitantes, pone en valor la riqueza y diversidad gastronómica de las zonas rurales así como el esfuerzo de los restauradores locales.

Valverde ha destacado la importancia de este reconocimiento para los pueblos pequeños de la provincia. Ha subrayado que con esta iniciativa no solo se promueve la gastronomía local, sino que también se impulsa la economía y el turismo en el medio rural, contribuyendo a combatir la despoblación.

Además, el presidente de la institución provincial ha felicitado a los organizadores por su esfuerzo en resaltar el valor de los productos alimentarios regionales con Indicación Geográfica Protegida (IGP) o Denominación de Origen.

El Premio Broche Gastronómico del Medio Rural se ha entregado con anterioridad en Toledo, Cuenca y Albacete, y este año le toca el turno a Ciudad Real. Este galardón distingue a establecimientos en municipios con menos de 1000 habitantes y a productos alimentarios regionales con Indicaciones Geográficas Protegidas (IGP) o Denominaciones de Origen.

La placa identificativa del premio está elaborada con cerámica de Talavera y Puente del Arzobispo, reconocidas como Patrimonio de la Humanidad, y representa un pote y un gorro de cocinero.

La concesión de este premio en el territorio ciudadrealeño refuerza el compromiso de la Academia de Gastronomía de Castilla-La Mancha con la promoción de la gastronomía rural. Este tipo de reconocimientos contribuyen a la visibilidad y el crecimiento de la economía local, al tiempo que mantienen vivas las tradiciones culinarias que definen la identidad gastronómica de la región.

La Academia de Gastronomía de Castilla-La Mancha, presidida por el empresario toledano José María Sanmartín del Águila, fue fundada el 7 de junio de 1994 en Cuenca. Desde su creación, ha trabajado incansablemente para promover, potenciar y dar a conocer la gastronomía de la región. Entre los fundadores de esta Corporación de Derecho Público de carácter consultivo se encuentran figuras destacadas como el restaurador Pedro Torres Pacheco y José Luis Muñoz. A la reunión con Valverde han asistido los académicos de número por la provincia de Ciudad Real José Luis Murcia, Joaquín Muñoz Coronel, Ángeles Mañanas Rubio, Amparo Arévalo Ruiz, Diego Morales Pérez y José Luis Murcia García.

El objetivo de la Academia, tal como han resaltado los académicos, es investigar y fomentar la gastronomía regional. Sus actividades incluyen estudios históricos y populares, la organización de concursos y certámenes gastronómicos, la creación de una biblioteca y un archivo fotográfico, y la edición de material promocional. Además, la Academia colabora con organismos oficiales y privados para difundir y desarrollar la gastronomía de Castilla-La Mancha, cuidando siempre de preservar sus características tradicionales.

Han indicado, asimismo, que está compuesta por 50 Académicos de Número, con representación equilibrada de las cinco provincias de la comunidad autónoma, y también incluye las figuras de Consejero Correspondiente y Consejero de Honor. Con sede en Toledo, la academia se dedica a promover investigaciones sobre la gastronomía local, tanto en su aspecto histórico como popular, y a organizar concursos y certámenes que fomenten la evolución de la cocina castellano-manchega.

Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement