Quijote Digital

  • Diario Digital | sábado, 12 de junio de 2021
  • Actualizado 17:19

Arraigo presenta a la Diputación de Cuenca el proyecto para atraer a miembros de las fuerzas armadas al mundo rural

La vicepresidenta, Elena Carrasco, ha mantenido una reunión con los representantes del proyecto y se ha mostrado convencida de que la provincia “va a aprovechar el momento”

Arraigo presenta a la Diputación de Cuenca el proyecto para atraer a miembros de las fuerzas armadas al mundo rural

La Diputación de Cuenca y el proyecto Arraigo continúan trabajando de forma colaborativa para que nuevos pobladores puedan venir al mundo rural conquense de la mano de los técnicos de esta iniciativa, hasta el momento hay un total de 29 consistorios que forman parte de esta iniciativa. La vicepresidenta provincial, Elena Carrasco, ha recibido en su despacho a los representantes de Arraigo, Enrique Martínez, y Óscar Dignoes que han presentado la colaboración que este organismo va a mantener con el Ministerio de Defensa para ofrecer una alternativa a las personas que finalizan su periodo en las Fuerzas Armadas y pasan a la reserva.

La presidenta del Patronato ha conocido los pormenores de esta colaboración y considera que es una iniciativa “que va a beneficiar a todas las partes”, ya que el medio rural y las empresas tienen oportunidades para estos perfiles profesionales de personas con experiencia para trabajar por los pueblos. Carrasco ha destacado que los profesionales de las Fuerzas Armadas pueden tener un proyecto vital completamente nuevo y aportar su formación, disciplina y espíritu de sacrificio que va a ser un revulsivo para la economía rural; en definitiva, está convencida de que “Cuenca va a aprovechar su momento”.

La diputada ha señalado que el objetivo es contribuir a dar vida a los pueblos para afrontar el reto demográfico que tiene la provincia por delante y donde estas personas pueden cambiar el rumbo de pérdida de población que se viene produciendo en los últimos años, para ello, “es fundamental que tanto los responsables públicos como la ciudadanía tengan una actitud positiva para acoger a estos nuevos pobladores”.

El director de Arraigo por su parte ha explicado que llevan un mes y medio con esta colaboración con el Ministerio y que ya tienen a 109 familias interesadas en instalarse en el medio rural, algunas de las cuáles podrían llegar a la provincia de Cuenca, algo que va a beneficiar “a las dos partes”. Enrique Martínez ha mostrado de esta forma su satisfacción, pero también ha señalado que se el procedimiento de atracción de militares o exmilitares es algo en lo que se está trabajando para mejorarlo.

Además, Arraigo y la Diputación de Cuenca también han puesto encima de la mesa otras problemáticas a las que se enfrentan las personas que quieren instalarse en los pueblos como es la vivienda, ya que muchas de las casas se encuentran en muy mal estado y no están en disposición de ser habitadas. Por esta razón, se está trabajando junto a los consistorios para conocer la situación concreta de los 29 pueblos que se han adherido en este primer momento al proyecto para trabajar en aumentar el parque de vivienda disponible.