Quijote Digital

  • Diario Digital | viernes, 30 de julio de 2021
  • Actualizado 12:01

El Gobierno regional concede más de un millón de euros a siete comunidades de regantes de Cuenca para la modernización y transformación de regadíos

Joaquín Cuadrado ha explicado que en el conjunto de la provincia de Cuenca se ha actuado sobre unas 3200 hectáreas de superficie de regadíos con una inversión subvencionable de 2.110.457 euros.

El Gobierno regional concede más de un millón de euros a siete comunidades de regantes de Cuenca para la modernización y transformación de regadíos

El Gobierno regional ha concedido más de un millón de euros en ayudas a siete comunidades de regantes de la provincia de Cuenca para la modernización y transformación de regadíos.

Así lo ha dado a conocer el delegado provincial de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Joaquín Cuadrado, durante la reunión que ha mantenido con ellos con el fin de coordinar los trabajos que se están desarrollando e informar a los regantes de otras líneas de ayudas para mejoras convocadas recientemente.

Joaquín Cuadrado ha explicado que en el conjunto de la provincia de Cuenca se ha actuado sobre unas 3200 hectáreas de superficie de regadíos con una inversión subvencionable de 2.110.457 euros.

El delegado provincial de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural ha indicado que el objetivo principal de esta línea de ayudas es optimizar y mejorar la gestión de los recursos hídricos disponibles en la agricultura mediante un desarrollo sostenible de los mismos y el incremento de ahorro del agua, la mejora de la eficiencia global de los sistemas de riego y la mejora de la calidad de las aguas.

Asimismo, se pretende contribuir a modernizar las explotaciones agrarias mediante el empleo de nuevas tecnologías, incrementar la rentabilidad y viabilidad de las mismas y mejorar el nivel de vida de los agricultores, así como reforzar la industria agroalimentaria y de servicios y de este modo obtener unas explotaciones más rentables que paralelamente inviten a la fijación de población en el medio rural al generar empleo, lo que es fundamental en estas comarcas.

Entre las actuaciones que se consideran convenientes fomentar para este fin, figuran las de promover la modernización y mejora del uso del agua en los regadíos existentes, la utilización de nuevas tecnologías o la puesta en riego de nuevas superficies. Los beneficiarios de estas ayudas han sido las Comunidades de Regantes u otras entidades de usuarios de aguas principalmente vinculadas al regadío.

Las actuaciones realizadas se pueden resumir en instalación de nuevas infraestructuras de riego y actuaciones sobre las estructuras hidráulicas existentes para evitar o reducir pérdidas de agua y/o para mejorar su eficiencia energética; actuaciones dirigidas a la captación, bombeo, el filtrado, balsas de almacenamiento o de regulación, el transporte, la distribución, la red de drenaje, medición y control del agua, implantación de tecnologías de comunicación vinculadas a la mejora de la irrigación o a las redes de energía, ejecucción y mejora de las instalaciones eléctricas vinculadas a los sistemas de riego con el objeto principal de optimizar la eficiencia y el ahorro energético, etc.

Algunas de estas actuaciones se han realizado en pequeños municipios de la Serranía y Alcarria conquense, como Santa Cruz de Moya, Huerta del Marquesado, Campillos Sierra, Huete, etc., lo que “va a contribuir a fijar población en el territorio en las comarcas que más sufren el reto demográfico”, ha concluido Joaquín Cuadrado.