Quijote Digital

  • Diario Digital | miércoles, 18 de mayo de 2022
  • Actualizado 14:40

La segunda parte de la exposición ‘Anatomía de la Sombra’ de Asensio ya se puede ver en la sede de la FAP en San Clemente

La diputada Trinidad Albenda acompañada del artista y de los niños y niñas de los colegios sanclementinos han sido los encargados de inaugurar esta exposición

La segunda parte de la exposición ‘Anatomía de la Sombra’ de Asensio ya se puede ver en la sede de la FAP en San Clemente

El Museo de Obra Gráfica de San Clemente de la Fundación Antonio Pérez, dependiente de la Diputación de Cuenca, ha presentado en el espacio vitrinas, la segunda parte de la exposición  ‘Anatomía de la Sombra’ del artista Pedro María Asensio que se podrá ver hasta el 4 de septiembre.

En el acto de inauguración ha estado la diputada provincial, Trinidad Albendea, acompañada del propio artista y de la concejala de Cultura del consistorio sanclementino, Elena Medina. Además, también han participado unos espectadores de excepción como han sido los niños y niñas de los colegios CEIP Rafael López de Haro y del Colegio Nuestra Señora de los Remedios.

Anatomía de la sombra

‘Anatomía de la sombra’, habla del  proyecto en el que el artista visual Pedro María Asensio ha trabajado de manera constante desde 2010  con su obra conceptual ‘El Silencio de las Horas’, con ella, Asensio deja de lado el rigor de la abstracción geométrica para dar rienda suelta a su vertiente más lírica y personal.

En 2022 ‘El Silencio de las Horas resurge en el Museo de Obra Gráfica de la Fundación Antonio Pérez en San Clemente con una exposición titulada ‘Anatomía de la Sombra’. La extensa muestra, que se desarrollará entre los meses de abril y septiembre, acoge una exclusiva selección de la obra que parte de las artes gráficas y se propaga exultante por diferentes disciplinas de las artes visuales.

Partiendo de la impresión en tinta de unos modelos anatómicos de principios del siglo XX, Asensio construye un rico universo expresivo tan inteligente como emocional. Un esqueleto humano, rodeado por la silueta del cuerpo de su propietario, es el protagonista de este universo. Bien sea de frente, perfil o de espaldas, siempre guardando la posición anatómica, este esqueleto se multiplica y transita por incontables escenarios diseñados por el artista.

En su obra Asensio reniega del ominoso simbolismo clásico atribuido al esqueleto, muy al contrario, en su lenguaje artístico el esqueleto es el icono escogido para representar la condición humana desnuda de individualismos. Y aunque el artista hace uso del impacto visual de la imagen del esqueleto, su intención no es la de sobrecoger al espectador, sino más bien, la de llamar su atención y romper su indiferencia, invitándole a contemplarse en el espejo de su obra para que pueda ver reflejada su propia condición.