ELECCIONES 26M

  • Diario Digital | Jueves, 23 de Mayo de 2019
  • Actualizado 03:41

Núñez aprobará de forma urgente una Ley del Tercer Sector que garantice la estabilidad económica y seguridad en la aplicación de los servicios sociosanitarios

El presidente del PP de Castilla-La Mancha defiende apoyarse en el tejido asociativo de la región, pero no cargar sobre ellas la incertidumbre de la implementación de las políticas sociales

Núñez aprobará de forma urgente una Ley del Tercer Sector que garantice la estabilidad económica y seguridad en la aplicación de los servicios sociosanitarios

El candidato del PP a la presidencia de la Junta de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, ha adelantado que cuando llegue al Gobierno de la Junta aprobará de forma urgente la Ley del Tercer Sector para que la estabilidad económica de los colectivos sociosanitarios de la región y, por tanto, la prestación de los servicios sociales a los usuarios de los mismos, estén garantizados.

Núñez ha realizado este anuncio esta mañana tras mantener un encuentro con asociaciones y usuarios de los servicios que prestan en el Centro Social de Tarancón (Cuenca), junto al candidato a la alcaldía de la localidad, José Manuel Salas.

Y es que, según ha denunciado Núñez, “no puede ser que el Gobierno de Castilla-La Mancha, que es el responsable de la prestación de los servicios sociales en la región, cargue sobre la espalda del tejido asociativo la incertidumbre del desarrollo de esas políticas”. “Un gobierno responsable y serio se apoya en las asociaciones para implementar sus servicios sociales, y así lo haré yo como presidente, pero hay que hacerlo con certidumbre, estabilidad económica y seguridad jurídica”, ha indicado.

Algo que no ocurre ahora pues, tal y como ha explicado, las ayudas se publican “con la fecha que el consejero de turno quiere” en función a las circunstancias y a sus intereses, vaticinando cómo “seguro que este año está todo resuelto antes de las elecciones, cuando el año pasado las convocatorias se resolvieron en junio”.

Esto, para Núñez, pone en riesgo el desarrollo efectivo de la atención social a dependientes, enfermos o personas con discapacidad que la necesitan, destacando que si los profesionales que los atienden “no estuvieran contratados por  las asociaciones, tendría que pagarles la Junta de Castilla-La Mancha y todos los meses cobrarían y sabrían cuál es su periodo de contratación”, preguntándose “por qué entonces los colectivos que prestan este tipo de servicios tienen que soportar los incumplimientos en los plazos de pago por parte de la Junta y la incertidumbre en la fecha de resolución de las ayudas”.

“Es fundamental que aumentemos el compromiso con los colectivos sociosanitarios de Castilla-La Mancha porque desarrollan una tarea fundamental para el bienestar de la sociedad, consiguiendo mejorar la calidad de vida de los usuarios a los que atienden así como el estado de ánimo de esos usuarios”, ha sostenido.

Por ello, ha considerado incomprensible el que “habiendo aprobado en 2015 el PP a nivel nacional una Ley del Tercer Sector, en estos cuatro años de legislatura el Gobierno de izquierdas de Page haya sido incapaz de desarrollar un texto legal que siguiera esa línea para garantizar la aplicación de esas políticas de ayuda al Tercer Sector”.

Así, ha reiterado que esto cambiará de forma urgente, pues “quiero comprometerme con los colectivos sociosanitaros a que la Ley del Tercer Sector será una realidad durante la próxima legislatura para garantizar su estabilidad económica y laboral, así como que la troncalidad de los servicios a los usuarios y los pagos estén garantizados”.