Quijote Digital

  • Diario Digital | sábado, 21 de septiembre de 2019
  • Actualizado 18:42

La Villa de don Fadrique volvió a rendir todos los honores a su patrón, el Santísimo Cristo del Consuelo

El pasado miércoles los fadriqueños mostraron su fe y devoción en el día grande del Cristo del Consuelo en la misa y santa procesión celebrada en su honor.
La Villa de don Fadrique volvió a rendir todos los honores a su patrón, el Santísimo Cristo del Consuelo

La Villa de don Fadrique volvió a cumplir otra vez con su más fervorosa y devota tradición de rendir todos los honores a su patrón, el Santísimo Cristo del Consuelo, en el día grande de sus fiestas patronales, en lo que fue la multitudinaria procesión por las calles de la población fadriqueña en la tarde del pasado miércoles 11 de septiembre. En esta ocasión, la talla del maestro vallisoletano Pedro Verdugo, salió sobre una nueva carroza obra del valdepeñero Alberto Fernández de estilo neobarroco.

A pesar de que sobre el cielo se cernían negros nubarrones y que amenazaba con arruinar la programación, la meteorología se mantuvo firme y respetó la cita con la tradición, y la Procesión en honor al Santísimo Cristo del Consuelo salía puntual por la puerta barroca del siglo XVIII de la Iglesia Parroquial de Ntra. Sra. de la Asunción. Los abanderados junto a la Mayordomía y el resto de miembros de la comitiva, alcaldesa, Macarena Aguado, Corporación Municipal, director general de Discapacidad de la Junta, Javier Pérez, y sacerdotes, salían en pos del patrón de La Villa de don Fadrique junto a la Banda de Música La Fadriqueña que amenizaba el paso desde la Plaza de España a la Plaza Mayor para hacer una pausa frente a la Ermita de Santa Ana, donde se tiraban las primeras salvas en su honor, y desde ahí proseguir con su recorrido.

Abrían la comitiva, tras la música, la reina de las Fiestas, Beatriz Ronco Lucas-Vaquero, la reina de la Juventud, Lorena Gómez Manzanero y los místers de las Fiestas, Ismael Zaballos Villanueva y de la Juventud, Eric Díaz-Maroto Gila. Tras la imagen del Santísimo Cristo del Consuelo, autoridades religiosas y civiles, todo el pueblo y numerosos peregrinos, poblaban las calles del municipio manchego junto al santo benefactor en el día grande de las fiestas patronales que concluyen el próximo sábado 14 de septiembre.

La Procesión tenía para la Mayordomía un aliciente especial al lucir la nueva carroza del artista valdepeñero antes mencionado, confeccionada por encargo en madera tallada, cuatro candelabros y recubierta de pan de oro alemán con dos ángeles a los pies de la cruz del Cristo del Consuelo que sostienen un cáliz del que sale la sagrada forma con el Corazón de Jesús, retomando en este año 2019 el carácter sacramental que siempre tuvo la Hermandad tradicionalmente y en sus actos de culto y que con los años se fue perdiendo. Se ha querido destacar así, en esta bella obra neobarroca, ese origen y carácter de la fiesta.

A su llegada por la Glorieta, nueva salva de fuegos artificiales para devolver a la imagen al templo parroquial junto a toda la comitiva tras realizar los rezos que marcan la liturgia. Y así concluyó el día grande de las fiestas patronales de La Villa de don Fadrique que continúan estos días, si el tiempo no lo impide, destacando en la programación el Baile del Vermut del mediodía de este viernes 13 de septiembre en el Recinto Ferial, y el concierto de Zarzuela que ofrecerá la Banda de Música La Fadriqueña,en principio, en la Plaza Mayor a las diez y media de la noche de ese mismo día.

Por último, el sábado 14 de septiembre, y como novedad, el tradicional Concurso de Guiso con Perol, también multitudinario, en esta ocasión se pasa a la noche, a partir de las diez, en el sitio de costumbre, junto al Recinto Ferial, para evitar los calores del mediodía. El Ayuntamiento pondrá la carne y la leña, y el buen hacer el que quiera participar en este evento que es un clásico de la Feria y Fiestas de La Villa de don Fadrique.