Quijote Digital

  • Diario Digital | domingo, 27 de septiembre de 2020
  • Actualizado 02:35

Almendros planta 750 arboles el día de la lotería “porque en la vida, ademas de suerte, hay que tener salud”

Es una iniciativa del Ayuntamiento de Almendros junto con la Asociación para la Defensa de la Economía Responsable (ADERA)

Almendros planta 750 arboles el día de la lotería “porque en la vida, ademas de suerte, hay que tener salud”

Vecinos de Almendros (Cuenca) han aprovechado el día del sorteo de la Lotería de Navidad para hacer una plantación de 750 árboles como pequeña contribución a la lucha contra el cambio climático  “porque en la vida” -según ha explicado su alcaldesa, Elena Fernández- además de tener suerte hay que procurar tener buena salud”.

Esta actividad forma parte de un programa de cooperación ambiental entre el municipio y una recientemente creada Asociación sin ánimo de lucro para la Economía en Defensa la Economía Responsable (ADERA). La Diputación de Cuenca ha contribuido también con esta acción.

El programa de plantación ha estado precedido de varios talleres sobre medio ambiente, alimentación y consumo responsable, y huella de carbono, ofreciendo propuestas sostenibles que contribuyen a frenar el cambio climático. “Se trata de un proyecto de sensibilización sobre algo que a todos compete”, ha indicado la alcaldesa.

En total, se abordará un trabajo sobre 1,5 hectáreas con 750 plantas. Es el inicio de un proyecto que pretende ir a más y constituir un bosque de biodiversidad con un mar de cultivos. Se plantaron carrascas, pinos, cornicabras, romeros, efedras, filireas, enebros, sabinas y aladiernos.

Se han elegido las especies autóctonas con periodos de floración o fructificación que permiten tener alimento y cobijo para las especies silvestres en distintos momentos.

La plantación fijará en los próximos 50 años más de 70 toneladas de CO2, contribuyendo así a la lucha frente al cambio climático, “una pequeña contribución a un problema global que nos afecta a todos”, ha subrayado Fernández.

En esta línea, el ayuntamiento de Almendros está calculando su huella de carbono y elaborando un plan para reducirla. Esta plantación contribuye a compensar aquellas emisiones que no es posible reducir.