Quijote Digital

  • Diario Digital | miércoles, 22 de septiembre de 2021
  • Actualizado 13:12

Un centenar de vecinos de Almendros asisten al acto público organizado por el consistorio para rendición de cuentas y examen de gestión municipal

La alcaldesa, Elena Fernández, del partido independiente PIDA, plantea unos presupuestos participativos y tres sesiones anuales de control y transparencia publica “sin filtros”

ayuntamiento almendros
Un centenar de vecinos de Almendros asisten al acto público organizado por el consistorio para rendición de cuentas y examen de gestión municipal

La alcaldesa de Almendros, Elena Fernández, junto con su equipo de Gobierno ha mantenido esta semana un inédito acto público de rendición de cuentas y de balance de gestión en el polideportivo municipal con la presencia de casi un centenar de vecinos.

La primera edil ha manifestado que mantendrá estas sesiones abiertas cada cuatro meses ya que “la participación y la transparencia son piezas esenciales de cualquier ejercicio de responsabilidad pública desde cualquier instancia política”.

En este punto, la alcaldesa defendió que el Ayuntamiento y su personal hayan aumentado su tiempo de presencia de cara al ciudadano, se haya habilitado un tablón de anuncios físico y una línea de comunicación a través de web y redes sociales para conocer las principales acciones.

Entre ellas destacó el incremento de 300 horas y de beneficiarios de prestaciones sociales básicas como ayuda a domicilio. También enumeró las acciones “casa a casa” con motivo del Covid y el temporal Filomena (limpieza de puertas, llevar el pan y la compra a domicilio, cursar la solicitud de ayudas por los daños del temporal….).

Otro importante ámbito es de las obras en espacios públicos,  mobiliario urbano, señalización, organización de zonas de recogida de residuos urbanos y nuevos contenedores, espacios recreativos, iluminación, entre otras. Se está afrontando el problema histórico de suministro de agua en la parte alta de la población que, aunque supondría una inversión de 200.000€ inasumible para un municipio de estas dimensiones, pero para la que se están buscando distintas vías de ejecución.

Significativa ha sido también la actuación llevada a cabo en el cementerio municipal, con la construcción de 9 nuevas sepulturas, con las que se pone fin a la crisis vivida durante la 2020, ya que no quedaban lugares donde dar sepultura a los fallecidos.  (En marzo del año pasado en este pueblo de apenas 200 habitantes se produjeron en un mes 10 defunciones a raíz del COVID).

También se ha procedido al arreglo de 40 metros de muro y de la sala de autopsias, y la limpieza de una parte del cementerio donde se apilaban diversos restos y escombros de obras acumulados durante años.

De relevancia también ha sido la gestión para el bacheado de la Carretera de Pozorrubio, uno de los ejes que vertebran el término municipal y que es muy utilizado por los agricultores en el desarrollo de la principal actividad económica del municipio y que se había convertido en una prioridad por su lamentable estado.

Muy demanda por las nuevas generaciones, se acaba de comenzar la construcción de una pista de pádel que en varios meses estará lista para su uso.

La intervención de los concejales tuvo también un carácter pormenorizado y explicativo sobre la situación de pago de la deuda heredada y los distintos impuestos y tasas municipales que se tramitan a los vecinos. Destaca el dato de que en estos dos años se ha conseguido incrementar el presupuesto municipal en un 25%.

Tras un largo tiempo abierto de ruegos y preguntas se señaló la próxima sesión para finales de finales de año, coincidiendo con el cierre del año y elaboración de los presupuestos de 2022, para que estos próximos presupuestos sean extremadamente participativos y puedan satisfacer las expectativas de la mayoría de los vecinos.