Quijote Digital

  • Diario Digital | miércoles, 29 de septiembre de 2021
  • Actualizado 03:20

Álvaro Gutiérrez comparte la esperada procesión de la Virgen de los Remedios de Ocaña

El presidente de la Diputación felicitaba en la noche de ayer a los vecinos y vecinas de la localidad toledana que este año han podido recuperado la alegría de unos festejos patronales que han hecho compatibles con medidas de seguridad que todavía requiere la pandemia

Álvaro Gutiérrez comparte la esperada procesión de la Virgen de los Remedios de Ocaña

El presidente de la Diputación de Toledo, Álvaro Gutiérrez, ha querido compartir con los vecinos y vecinas de la localidad de Ocaña un momento muy esperado en el municipio como es el día grande de sus fiestas patronales en honor a la Virgen de los Remedios cuya imagen ha podido de nuevo este año volver a la calles del municipio donde se celebraba en la noche de ayer la tradicional procesión del 8 de septiembre.

Junto al alcalde de Ocaña, Eduardo Jiménez, la corporación municipal y el delegado de la Junta en Toledo, Javier Úbeda, el presidente de la Diputación siguió la procesión que realizó su habitual recorrido tras salir de la Iglesia de San Juan y procesionar custodiada por los miembros de la Hermandad de soldados de la Virgen de los Remedios.

Como sucede cada 8 de septiembre en Ocaña, el momento más emotivos y seguido por los asistentes fue la llegada de la Virgen a la hermosa plaza de Ocaña donde fue recibida con su himno y las notas rotundas de la sirena que anunciaba que la procesión discurría por el tramo más espectacular del recorrido de la procesión.

Emoción y medidas estrictas de seguridad en el momento en el que la imagen de la Virgen retornó a la Iglesia acompañaron el final de la procesión que este año sí ha podido celebrarse tras el parón al que la COVID-19 obligó.

Álvaro Gutiérrez reconoció el esfuerzo de la Hermandad a la hora de organizar este importante acto de las fiestas de Ocaña y que discurriera de forma segura, así como el que ha realizado el alcalde y su equipo de Gobierno para recuperar unos días de celebración especialmente esperados este año en los que los actos que han podido incorporarse al programa lo hacen con las medidas de seguridad sanitaria oportunas, como es la reducción de aforo, entre otras.