Quijote Digital

  • Diario Digital | miércoles, 12 de agosto de 2020
  • Actualizado 01:58

Numerosos municipios de la provincia de Toledo deciden no abrir las piscinas municipales este verano

Más de 50 localidades de la provincia de Toledo deciden  no abrir sus piscinas durante el verano 2020 para evitar programación de coronavirus

Numerosos municipios de la provincia de Toledo deciden no abrir las piscinas municipales este verano
Los alcaldes y alcaldesas de la mancha toledana se han visto en la tesitura de abrir o no las piscinas municipales de sus municipios. Las fases de la desecalada estudiadas por el Gobierno de España y bajo las competencias  del Gobierno Regional permiten la apertura de estas, siempre y cuando se garanticen las medidas sanitarias que impiden la propagación del virus. No obstante, la última palabra al respecto a si se abren o no las piscinas la tienen la corporación de cada polación.
 
Por el momento, más de 50 localidades han decidido no abrir sus instalaciones ante la posibilidad de contagio de la COVID-19. El temor a las aglomeraciones se suma a las múltiples medidas sanitarias que tienen un coste más elevado que años anteriores, han provocado el rechazo a la apertura de las piscinas.
 
Se trata de los municipios de Cabezamesada, Orgaz, Carmena, Cebolla, Domingo Perez, Carpio de Tajo, Malpica de Tajo, Montearagón, Mesegar de Tajo, La Mata, Los Cerralbos, Lucillos, Cobisa, Argés, Nambroca, Burguillos, Alberche, Alcañizo, Alcolea de Tajo, Azután, El Bercial, Calera y Chozas, Caleruela, La Calzada de Oropesa, Herreruela, Lagartera, Mejorada, San Román de los Montes, Montesclaros, Navalcán, Navalmoralejo, Oropesa, Parrillas, Puente del Arzobispo, El Torrico, Valdevermeja, Velada, Las Ventas de S. Julián.
 
En las comarcas de La Sagra y Torrijos se esta preparando un comunicado conjunto de varios Ayuntamientos que también han decido no abrir las piscinas públicas.