Quijote Digital

  • Diario Digital | domingo, 12 de julio de 2020
  • Actualizado 18:01

El PSOE se encuentra que el PP ha dejado una deuda de 30 millones de euros en el Ayuntamiento de Ocaña

El PSOE ha informado esta mañana de la situación económica que se ha encontrado en el Ayuntamiento de Ocaña al llegar al Gobierno municipal donde el PP ha dejado una deuda de más de 30 millones de euros que sitúa a las arcas municipales en una situación crítica.

El PSOE se encuentra que el PP ha dejado una deuda de 30 millones de euros en el Ayuntamiento de Ocaña

El PSOE ha informado esta mañana de la situación económica que se ha encontrado en el Ayuntamiento de Ocaña al llegar al Gobierno municipal donde el PP ha dejado una deuda de más de 30 millones de euros que sitúa a las arcas municipales en una situación crítica.

Así lo daban hacía público hoy el alcalde de Ocaña, Eduardo Jiménez, y el portavoz del Gobierno municipal, Juan José Rodríguez, quienes, acompañados por el secretario de Organización del PSOE de la provincia de Toledo, Félix Ortega, han querido dar a conocer a la ciudadanía esta situación que les llena de preocupación y que condiciona la acción de cualquier gobierno.

Eduardo Jiménez afirmaba que en la oposición ya sabían que la situación económica era mala, pero ha sido al llegar la Alcaldía cuando han descubierto “que la situación es peor de lo que creíamos” y “fruto de la nefasta, negligente e irresponsable gestión de los gobiernos del Partido Popular en Ocaña y, especialmente, de la anterior alcaldesa, Remedios Gordo”.

Quienes han dejado una herencia en forma de deuda que representa “un “333% del presupuesto de ingresos del Ayuntamiento que ronda los 9 millones de euros anuales”.

El portavoz del Gobierno municipal aportaba algunas de las cifras que dan una idea de la situación económica del municipio de esta deuda de 30 millones de euros de los cuales 11,3 millones corresponden a deuda bancaria y más de 19 millones de euros a deuda comercial.

Cifra que calificaba de “auténtica barbaridad” ya que cada ciudadano y ciudadana de Ocaña tendrían que pagar para saldar la deuda 2.300 euros cada uno”.

Además, Eduardo Rodríguez, explicaba que “desde el año 2013 no se abona ninguna factura a la empresa de recogida de residuos urbanos y limpieza viaria” que supone más de 8 millones de euros”.

Tampoco se abona desde 2013 la luz y la energía eléctrica del alumbrado público y de edificios municipales, lo que significa “1.282 facturas sin abonar por la cantidad de más de 900.000 euros”, añadía, asegurando que en contabilidad se han encontrado más de 852 facturas pendientes de pago por valor de más de 5,5 millones de euros.

Con la Mancomunidad del río Algodor la deuda encontrada por el gobierno socialista del Ayuntamiento de Ocaña es de más de 880.000 euros y es que “la ex alcaldesa lo que hacía era no pagar el canon que se debe abonar por el servicio de abastecimiento de agua”, aseguraba Rodríguez, quien añadía que “no sabemos dónde lo habrá gastado”.

Otro de los hechos que agrava esta situación económica es que, “nos hemos encontrado que no están rendidas las cuentas generales de los años 2016, 2017 y 2018, a pesar de tener requerimientos del Tribunal de Cuentas”.

Destacaba así mismo que en el resultado presupuestario existen más de 3,6 millones de euros pendientes de aplicación, lo que significa “que son pagos realizados sin haber sido presupuestado y el 90% de ellos se han hecho sin factura”.

Otra negligencia del gobierno del PP es que no estaban pagados los seguros de responsabilidad civil del Ayuntamiento, algo que el portavoz municipal calificaba de “gravísimo” ante la situación que plantearía “si hubiera habido un accidente y quién podría haber respondido”.

Una situación que preocupa al Gobierno de Jiménez quien también quiso trasladar un mensaje de optimismo a los vecinos y vecinas de la localidad, “porque estamos trabajando y vamos seguir haciéndolo para sacar a Ocaña de este agujero y tenemos las ideas claras para llevarlo a cabo”.

“Porque estamos firmemente convencidos –añadía- de que Ocaña tiene futuro, mucho futuro, es un lugar estratégico e idóneo para invertir, para crear empresas y empleo y a ello vamos a dedicar nuestros esfuerzos”.

Apoyo del Partido Socialista de la provincia de Toledo

Por su parte, Félix Ortega se mostraba convencido de que si alguien puede encauzar la alarmante situación económica del Ayuntamiento de Ocaña ”es el nuevo gobierno de la localidad encabezado por el alcalde socialista, Eduardo Jiménez”.

Un reto y una responsabilidad en la que, aseguraba Ortega, cuentan con el apoyo del PSOE de la provincia de Toledo, “para resolver una situación que queremos que afecte lo menos posible a los ciudadanos de Ocaña”

La situación económica del ayuntamiento de Ocaña “donde el PP ha estado gobernando muchos años y lo ha dejado en una situación desastrosa”, permitía al secretario de Organización del PSOE toledano recordar el famoso mito de que el Partido Popular, en general, es el adalid de la buena gestión.

“Desgraciadamente –afirmaba- éste es uno de los casos más graves que nos hemos encontrado, pero son muchos los ejemplos que hay, empezando por los cuatro años que el PP gestionó Castilla-La Mancha entre los años 2001 y 2015, y podríamos tener un rosario de ejemplos que no son nada gratificantes en cuanto a lo que es la gestión administrativa”.

Reconocía Ortega que el gobierno del Ayuntamiento de Ocaña “tendrá que tomar decisiones complicadas, a raíz de lo que finalmente se encuentre” y contar con el apoyo de otras instituciones que ya están recabando con las reuniones que están teniendo