Quijote Digital

  • Diario Digital | miércoles, 23 de septiembre de 2020
  • Actualizado 00:45

Una treintena de niños participan en las actividades de la Ludoteca Municipal de Miguel Esteban

Cuentacuentos, clases de refuerzo y actividades lúdico-deportivas son las propuestas de este verano

Una treintena de niños participan en las actividades de la Ludoteca Municipal de Miguel Esteban

Con el objetivo de amenizar el tiempo libre de los niños durante este verano y de fortalecer los conocimientos educativos, el Ayuntamiento de Miguel Esteban está desarrollando diferentes actividades a través de la Ludoteca Municipal.

Una treintena de niños, de edades comprendidas entre los 3 y los 12 años, asisten a estas actividades que incluyen cuentacuentos, actividades lúdico-deportivas y un taller de apoyo y refuerzo escolar.

La concejal de Infancia y de Servicios Sociales, América Moreno, ha resaltado que “las actividades se están desarrollando de forma segura, con grupos reducidos de niños y extremando todas las medidas de seguridad y prevención frente al Covid-19”.

Moreno recalcaba que “con esta iniciativa estamos haciendo que los niños puedan divertirse y disfrutar del deporte, de la lectura y de los juegos, además de reforzar contenidos educativos en algunos casos” y añadía que “también es una forma de ayudar a las familias a conciliar vida laboral y personal”.

“La realidad marcada por la pandemia del Covid-19 nos ha impedido desarrollar actividades tradicionales como la Ludoteca o el campamento de verano, pero no hemos querido renunciar a toda la actividad porque los niños también se merecen un respiro después de todo lo que hemos vivido”, aseveraba la concejal de Infancia y Servicios Sociales.

‘Jugando jugando’ es el nombre de las actividades lúdico-deportivas en las que participan una quincena de niños. Estos juegos y deportes se realizan al aire libre, utilizando espacios como el campo de fútbol, las pistas del colegio y la piscina.

Por su parte, cuatro niños asisten al taller de apoyo y refuerzo escolar, que se imparte dos días a la semana. Por último, doce niños participan en el cuentacuentos de la piscina municipal disfrutando con narraciones de cuentos tradicionales y otros más modernos que hacen las delicias de los pequeños y contribuyen a fomentar en ellos el hábito de la lectura y a desarrollar su imaginación.

América Moreno ha dado las gracias a las familias y a los monitores de estas actividades “porque todos ellos están haciendo un esfuerzo importante y se están implicando para que propuestas como estas puedan salir adelante y se impartan con todas las garantías de seguridad exigidas en estos momentos”.