Quijote Digital

  • Diario Digital | viernes, 30 de julio de 2021
  • Actualizado 13:42

Mora busca alternativas al tratamiento del alperujo, que respeten el medioambiente y eviten molestias a los vecinos

El Proyecto se asienta en tres premisas básicas y fundamentales: Impacto medioambiental inapreciable. Rendimiento económico para los participantes o adheridos al sistema. Generación de “empleo verde” local.

Mora busca alternativas al tratamiento del alperujo, que respeten el medioambiente y eviten molestias a los vecinos

Emilio Bravo, Alcalde de Mora y Javier Martínez, como representante de la empresa BIOENTO Farm, S.L., firmaron la pasada semana un acuerdo marco de colaboración, con el objetivo de sentar las bases para informar y proponer a cooperativas y almazaras morachas el desarrollo de un proyecto para la implantación de una Orujera Ecológica Natural (OEN) o Biodigestor Aérobico para la eliminación de alperujo de esta localidad toledana.

El Alcalde moracho, que se reunió ayer miércoles con las Juntas Directivas de las dos Cooperativas de Mora, Ntra. Sra. de la Antigua y Acevin, indicó a los asistentes que “somos el mayor productor de aceite de oliva de Castilla La Mancha, y por consiguiente, también somos el mayor productor de alperujo, residuo generado en la extracción de nuestro oro líquido, por lo que tenemos la obligación de buscar nuevas alternativas ecológicas y eficientes para el tratamiento de este residuo”. Bravo explicó ayer que con este proyecto, “buscamos informar y ofrecer a las almazaras y cooperativas de nuestro pueblo de esta novedosa forma de eliminar este residuo, sin que esto suponga daño alguno para el medio ambiente, ni molestias a nuestros vecinos, y además, con este novedoso proceso, se obtendrán subproductos que generarán ingresos a las entidades se adhieran al proyecto” ha explicado el Alcalde moracho. 

A la reunión de ayer, asistieron representantes de la empresa BIOENTO que explicaron a los asistentes cual es el proyecto que les ofrece, como funciona la Orujera Ecológica Natural (OEN) para la eliminación del alperujo, cuáles eran los subproductos que se obtienen tras el paso del residuo por el biodigestor. Los asistentes se mostraron muy interesados en el proyecto y realizaron multitud de preguntas, que fueron respondidas pormenorizadamente por la empresa biotecnológica.

El alcalde informó que esta era una primera reunión, que la semana próxima se volverían a reunir para explicar de nuevo el proyecto, pero esta vez con las cinco Almazaras de la localidad y Extractora de Mora. Además, anunció que “si todo el sector oleícola de Mora, o varias almazaras y cooperativas, deciden desarrollar este proyecto, desde el ayuntamiento ofrecemos los terrenos donde se ubican las antiguas balsas de alpechín para su instalación. Creo honestamente que puede ser un proyecto muy interesante para el sector al darles una solución al problema de la gestión del alperujo, y muy bueno para los vecinos de Mora, al no producir emisiones ni molestia alguna”, dijo el regidor moracho, señalando que “como alcalde tengo la obligación de velar por el bienestar de todos, empresas y vecinos. Por eso tenía la obligación de trasladar al sector la posibilidad de llevar a cabo este novedoso proyecto, y así lo estamos haciendo”.

EL PROYECTO

En concreto, la propuesta efectuada por BIOENTO a las cooperativas y almazaras morachas, consiste en instalar en los terrenos municipales que el ayuntamiento ha ofrecido para ello, un biodigestor para recepcionar y eliminar mediante valorización, los alperujos de las industrias que quieran adherirse a este proyecto. Esta adhesión, cuyo funcionamiento es similar a las cooperativas, comportará que los aportantes del residuo reciban la parte alícuota de los ingresos generados con su aportación.

El Proyecto se asienta en tres premisas básicas y fundamentales: Impacto medioambiental inapreciable. Rendimiento económico para los participantes o adheridos al sistema. Generación de “empleo verde” local.

La Orujera Ecológica Natural (OEN) es un “biodigestor aeróbico”, una instalación en la que millones de larvas de una inofensiva y singular mosca llamada vulgarmente mosca soldado negra (Hermetia illucens) se comerán todo el desecho que se origina en las cooperativas y almazaras morachas con la molturación de las aceitunas, es decir el alperujo. Se trata de una forma natural y rentable de acabar con un residuo orgánico cuyo excedente actual se ha incrementado, a causa fundamentalmente de la producción superintensiva de aceitunas, y provoca no pocos problemas medioambientales y de logística.

CONVERTIR EL ALPERUJO EN PIENSO Y FERTILIZANTE

Mediante esta técnica de reciclado natural el alperujo se transformará, gracias a la biomasa de las propias larvas, en materia prima para hacer harina animal y gracias a las excreciones de las esas mismas larvas en fertilizante ecológico: “Las larvas se comen todo el alperujo y después ellas mismas conformarán una materia prima de proteína y grasa de buena calidad muy apropiada para la fabricación de piensos animales”, explicó uno de los técnicos de este proyecto. “Esto es muy interesante ya que en los últimos años se ha incrementado considerablemente la demanda de harina para alimentación animal como alternativa a la harina de pescado que normalmente hay que importar y que supone una amenaza para la biodiversidad marina”, y continuó explicando que, “con las propias excretas de las larvas se puede producir un tipo de fertilizante ecológico muy demandado en la actualidad ya que España es el país con más huertas ecológicas declaradas en Europa y el fertilizante que se hace con la excreta de esta larva es ideal para eso ya que está libre de químicos”.

El Ayuntamiento de Mora, quiere seguir estando a la vanguardia de la “Economía Verde” y siendo pionero en el tratamiento de residuos procedentes de la industria aceitera, como ya demostró con el proyecto Europeo Life-Regrow que se desarrolla en la localidad toledana para la recuperación medioambiental de las antiguas balsas de alpechín. Por ello, además de ofrecer los terrenos donde poder ubicar la instalación, se erige como elemento aglutinador y órgano director de esta iniciativa, difundiendo y convocando a las distintas industrias olivareras morachas a esta serie de reuniones informativas para que BIOENTO les explique el proyecto proponiéndoles su adhesión y posterior puesta en marcha del mismo.