Quijote Digital

  • Diario Digital | lunes, 01 de junio de 2020
  • Actualizado 04:30

El Hospital Mancha Centro sigue habilitando camas y ya dispone de 549 para hacer frente a la pandemia del coronavirus

Los pacientes mayores con Covid-19 que presentan sintomatología leve son trasladados a dispositivos de continuidad asistencial de las provincias de Ciudad Real y Toledo que disponen de doble equipo formado por médico y enfermera.

El Hospital Mancha Centro sigue habilitando camas y ya dispone de 549 para hacer frente a la pandemia del coronavirus

Con el objetivo de ampliar la capacidad de respuesta ante la incidencia del coronavirus y ante un previsible aumento de los casos de contagio que precisen ingreso hospitalario, la Gerencia de Atención Integrada de Alcázar de San Juan continúa reorganizando su actividad, cambiando el uso de distintos espacios y habilitando nuevas camas en el Hospital General La Mancha Centro. 
 
En este último apartado, el Hospital de Alcázar de San Juan cuenta desde hoy con 549 camas, 250 más de las que tiene habitualmente. Las últimas 64 camas se han habilitado esta mañana, 24 de las cuales se han dispuesto en una zona del área de Consultas Externas que se ha acondicionado especialmente para ello. Este nuevo espacio cuenta con todos los requerimientos para la óptima atención de estas personas.
 
Por otro lado, en los últimos días han terminado de habilitarse diferentes dispositivos de continuidad asistencial en distintas localidades de la provincia de Ciudad Real y de Toledo a los que están siendo derivados desde el Hospital de Alcázar pacientes mayores con Covid-19 que presentan sintomatología leve.
 
Estos nuevos dispositivos de continuidad asistencial cuentan con un doble equipo formado por médico y enfermera para que estos pacientes con síntomas leves sigan teniendo garantizados unos óptimos cuidados.
 
Así, la semana pasada ya se trasladaron a Tomelloso los primeros pacientes y ayer se hizo lo mismo en Villacañas. Con esta medida se pretenden evitar futuros contagios, ya que si bien estos pacientes están prácticamente recuperados de su proceso infeccioso y no requieren hospitalización, podrían contagiar a otras personas si en sus domicilios habituales no se tomaran las oportunas precauciones.