Quijote Digital

  • Diario Digital | domingo, 20 de septiembre de 2020
  • Actualizado 09:25

El Ayuntamiento de Quintanar de la Orden recoge móviles por un fin solidario, la investigación de una enfermedad ultra rara

Se trata de una enfermedad calificada de ultra rara que se produce en el cerebro por acumulación de hierro y que afecta a aproximadamente a 70 personas en España y en torno a 15.000 en todo el mundo.

El Ayuntamiento de Quintanar de la Orden recoge móviles por un fin solidario, la investigación de una enfermedad ultra rara

El Ayuntamiento de Quintanar de la Orden, en su hall de entrada, tiene instalado un punto de recogida de móviles, que tiene como principal objetivo, colaborar con la investigación de una de las enfermeras más raras que existen. Se trata de una enfermedad calificada de ultra rara que se produce en el cerebro por acumulación de hierro. Realmente, no es solo una patología sino 11  que tienen como denominador común la acumulación de hierro y que afecta a aproximadamente a 70 personas en España y en torno a 15.000 en todo el mundo. La mayoría de los casos de esta enfermedad aparece en niños, que naciendo  bien, comienzan generalmente, antes de los 10 años a perder las habilidades adquiridas

Hace cinco años en Andalucía, nació la asociación ENACH -www.enach.org- con el propósito de unir esfuerzos en un colectivo que aglutinaran este tipo de enfermedades neurodegenerativas con el objetivo de investigar y buscar nuevos tratamientos. Concretamente, el acrónimo de la asociación es Enfermedades Neurodegenerativas que cursan con Acumulación Cerebral de Hierro (ENACH). La asociación ha instalado estas cajas solidarias en varios municipios de la región y en el Consistorio quintanareño han querido sumarse a la causa. Por ello cuenta con una caja para depositar terminales viejos que no se usan y que ayudarán a avanzar en la investigación de esta enfermedad.

Tras la recogida de móviles, una fundación, con sede en Madrid, se encarga del reciclaje de estos móviles y entrega un porcentaje del beneficio económico a ENACH. Esta ayuda se destinará al desarrollo de un fármaco que pueda, al menos frenar la evolución de la enfermedad. Un grupo de investigadores de la Universidad Pablo Olavide de Sevilla trabaja en este proyecto que ha conseguido paralizar los síntomas y mejorar así la vida de los pacientes.