Quijote Digital

  • Diario Digital | lunes, 29 de noviembre de 2021
  • Actualizado 03:03

Bodas de Sangre triunfa en Quintanar y recibe el reconocimiento del público

El Centro Cívico “Príncipe de Asturias” acogía la tarde de este domingo, 21 de noviembre, la representación teatral “Bodas de Sangre” a cargo de la Compañía Teatro In Itinere resultando un gran éxito.

Bodas de Sangre triunfa en Quintanar y recibe el reconocimiento del público

La actividad cultural ha tomado el protagonismo este fin de semana en Quintanar de la Orden que se cerraba el domingo con una gran representación teatral en el Centro Cívico. Se trataba de la obra “Bodas de Sangre” puesta en escena por Teatro In Itinere y dirigida por Ignacio Ysasi.

Sobre el escenario,  Belén Orihuela, Candela Cruz, Alberto Novillo, Ana Vélez, Arturo Sancho Garnica, Pedro Cerezo, Paula Díez y Julio Prego llevaron a cabo una interpretación magistral de esta archiconocida tragedia de Lorca.

Bodas de Sangre, además de adentrar al público en las raíces de la profunda España de la época para analizar sus usos y costumbres, le permitió ser testigo de una tragedia en la que los protagonistas no pueden escapar de ese destino al que están irremediablemente abocados: el sino

En este montaje, además de la intimidad e intensidad emocional de sus pasajes, se sacaba a relucir el lado onírico y poético del que el genio impregnaba sus obras. Por ello barajan un código estético que adentra en ese mundo de simbolismo, acompañándolo de canciones que interpretaba por el propio elenco.

Sin duda, la puesta en escena y la gran interpretación de los actores y actrices dejó boquiabierto al numeroso público asistente que prácticamente completó el aforo de la sala. Uno de los actores, Alberto Novillo, profesor además de la Escuela de Teatro puesta en marcha en Quintanar, manifestaba que la actuación fue muy bonita y el público muy respetuoso y completamente entregado a la obra. “Se respiraba que estaban metidos en la historia y acompañando a los personajes en todo momento. El aire se podía cortar con un cuchillo y la sala estaba prácticamente llena algo muy gratificante para nosotros”.

“Al terminar, continuaba Novillo, comprobamos al hablar con el público lo que nosotros habíamos sentido en el escenario y es que la gente estaba absorbida por la energía que tiene la historia de Lorca”.

En ese sentido, Alberto indicaba que la gente les comentó muchas cosas sobre la obra y el trabajo de los actores muestra de que la representación gustó al público. “Ese es el mayor regalo para nosotros, que la obra llegase al corazón de los espectadores y la recuerden como una experiencia que les hizo sentir cosas y salir así de una obra hace que muy pronto tengas la necesidad y el deseo de volver al teatro”.

Alberto Novillo mostraba además su agradecimiento al personal del teatro por el buen trato y al Ayuntamiento de Quintanar por la confianza puesta en la Compañía.