Quijote Digital

  • Diario Digital | lunes, 18 de octubre de 2021
  • Actualizado 12:10

Carcedo afirma en Quintanar de la Orden que es imprescindible una mayoría suficiente para tener un gobierno progresista y con estabilidad

Sergio Gutiérrez alertaba de que aunque ahora la derecha no hable de sus medidas de recortes y retrocesos no los ha cambiado y simplemente está en un silencio cómplice y colaborador para que la gente se olvide de los motivos por los que podemos y debemos volver a votar el 10 de noviembre por el gobierno progresista del PSOE

Carcedo afirma en Quintanar de la Orden que es imprescindible una mayoría suficiente para tener un gobierno progresista y con estabilidad

La ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, aseguraba esta tarde en la localidad toledana de Quintanar de la Orden que es “imprescindible tener una mayoría que permita constituir un gobierno progresista, que dé estabilidad para poner en marcha estas políticas que se guíen básicamente por la justicia social y combatan la desigualdad en nuestro país”.

María Luisa Carcedo pedía también esa mayoría suficiente que “sea una garantía para nuestra estabilidad constitucional, para garantizar la integridad territorial en España y procurar una convivencia en democracia y en justicia”.

En este sentido, añadía que así lo garantiza el PSOE, “como venimos demostrando a lo largo de nuestra historia y de forma singular a lo largo de estos 40 años de recuperación de la democracia”, en los que “el Partido Socialista ha sido el principal protagonista de la consolidación de la democracia y de nuestra constitución”.

Aseguraba la ministra que “queremos continuar con la acción de gobierno que en este año nos ha permitido revertir algunas de las decisiones que puso en marcha la derecha y que han supuesto un serio retroceso a las políticas públicas de justicia social”.

Carcedo participaba en un encuentro con militantes y simpatizantes en Quintanar de la Orden que ha compartido con el número 1 al Congreso por la provincia de Toledo, Sergio Gutiérrez; el secretario general del PSOE de la provincia de Toledo, Álvaro Gutiérrez; y el alcalde de Quintanar, Juan Carlos Navalón; y al que también han asistido miembros de las candidaturas al Congreso y al Senado de la provincia de Toledo y los consejeros de Sanidad y de Bienestar Social, Jesús Fernández y Aurelia Sánchez, respectivamente.

Un encuentro para, afirmaba la ministra, “explicar al conjunto de la militancia la importancia de estas elecciones que, lamentablemente, hubo que repetir por la situación de bloqueo que se encontró nuestro candidato a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez”.

Gutiérrez alerta: aunque no lo diga, la derecha sigue pensando en políticas radicales

Por su parte, el cabeza de lista al Congreso del PSOE por la provincia de Toledo alertaba de que la foto de “la plaza de Colón no se ha desvanecido, sino que es más creíble que en el mes de abril” y dejaba claro que si la derecha, el 10 de noviembre, “tienen la oportunidad tardarán menos de cinco minutos en sumar”.

Posibilidad que le hacía pedir a la militancia socialista que, por encima de la desilusión porque haya fallado un gobierno progresista en el mes de julio, “no podemos hacer que la gente no gaste ni un minuto de su tiempo para ir a votar”, para que “esos cinco minutos no se conviertan en cuatro años de frustración, de recortes y de retrocesos para la inmensa mayoría de los ciudadanos de este país”,

Para Gutiérrez, en estas elecciones no solo está en juego “un gobierno estable” porque los motivos por los que se votó al PSOE en abril “siguen estando más latentes que nunca y la pregunta del 10 de noviembre es la misma que el 28 de abril”.

“Nos jugamos los principios que cada viernes tienen que manar del Consejo de Ministros”, defendía, porque la derecha sigue pensando lo mismo que cinco meses “y no quiero cuatro años con un gobierno que ancle a España a las políticas más radicales” porque “quiero un gobierno que dé libertad y apueste por la libertad de las mujeres, y la igualdad de oportunidades a los hombres y mujeres independientemente de donde vivan y de su cuenta corriente”, y para eso “necesitamos un gobierno que entienda que la política de redistribución de la riqueza a través de salarios dignos tiene que volver a ser lo más importante”.

Que la derecha ahora no diga que va a bajar los salarios mínimos, que va a bajar los impuestos a los que más tienen o que la violencia machista es doméstica “no significa que lo hayan olvidado, sino que están en un silencio cómplice y colaborador necesario para que a la gente se les olvide los motivos por los que podemos y debemos volver a ir a votar el próximo 10 de noviembre”.

Y ante la pregunta de ¿para qué ir a votar? Sergio Gutiérrez respondía que para “crear un gobierno progresista que haga una España mejor, y el que no lo tenga claro al menos que vote, no para qué, sino para que no: para no tener que arrepentirnos al día siguiente de ver a Casado, sustentado por Rivera y por Abascal en el Gobierno de España, en el Palacio de la Moncloa, haciendo todas y cada una de las promesas que, aunque ahora callan, las tienes guardadas en el cajón de sus políticas”.