Quijote Digital

  • Diario Digital | jueves, 22 de agosto de 2019
  • Actualizado 17:17

La Casa de Piedra de Quintanar de la Orden acoge una exposición sobre el legado de Juan Martín de Nicolás

Del el jueves y hasta el próximo 30 de octubre se podrá visitar esta interesante muestra en La Casa de Piedra donde además, como novedad, se ha dado a conocer la puesta en marcha en un Centro de Estudios en este mismo lugar.

La Casa de Piedra de Quintanar de la Orden acoge una exposición sobre el legado de Juan Martín de Nicolás

El emblemático edificio de La Casa de Piedra abría la noche del jueves sus puertas para inaugurar la exposición “Juan Martín de Nicolás: La Historia de Quintanar como Legado”, una muestra que ha sido coordinada por la Cronista Oficial de La Villa, Isabel Villaseñor; la técnica de Cultura del Ayuntamiento, Manuela Justo; y la técnica archivista, Carmen Alía. Las tres estuvieron presentes en el acto, junto con el alcalde, Juan Carlos Navalón; la concejala de Cultura, Verónica Sánchez; el concejal de Unidas Podemos, Marco Antonio Moreno; y los concejales del PP, Juan Carlos Sánchez y Laura Nieto.

Se encargaba de abrir el acto, Isabel Villaseñor dando unas pinceladas sobre el Padre Martín de Nicolás, una persona muy querida en el municipio con diferentes facetas, siendo excelente académico, docente e investigador. Destacó su faceta como investigador no sólo de La Mancha sino de Quintanar, porque a pesar de que él definía esta faceta como una afición es algo, decía Isabel, que sorprende por tal y cómo lo hizo. “Es un investigador concienzudo, riguroso, muy preocupado por sacar todos los documentos que acreditaran todos los hechos acaecidos en el pueblo a lo largo de la historia y también empeñado en difundir toda esa información de forma sencilla para que fuera accesible a todo el mundo”. Isabel Villaseñor, afirmaba que para ella es un motivo de satisfacción este evento “porque como cronista, entre mis funciones está la de promover, potenciar, apoyar y escribir todo lo que tenga que ver con la Historia de nuestro pueblo y esta exposición está muy relacionada con este cometido”.

Tras ella, tomaba la palabra, Carmen Alía, para explicar la clase de documentos y cosas que tenía Martín de Nicolás en sus archivos, desde fotocopias de Archivos Históricos, hasta los cuadernos de sus estudios sobre el pueblo con todo referenciado, artilugios que en su momento podían considerarse de última tecnología como cámaras fotográficas o, incluso, un kit de tallar madera. “Todo este legado que nos dejó es una forma de ver la Historia de la población a través de sus diferentes aficiones”, decía Carmen. Por otro lado, Alía también informaba de los objetivos que tienen con el legado de Juan Martín de Nicolás que cedió su familia y que son: preservar la información, digitalizarlo todo y difundirlo.

Antes de las autoridades, Manuela Justo también se dirigía al público asistente para explicar, cómo han organizado y qué puede verse en esta exposición.

Recordaba que cuando la familia cedió el legado de Juan Martín de Nicolás, el Ayuntamiento adquirió el compromiso de conservarlo pero también divulgarlo, por lo que esta exposición es un primer paso y pretenden, que cada cierto tiempo, puedan realizarse actividades con este cometido. 

Manuela se encargaba de desgranar el contenido de la exposición que comienza en la primera sala realizando un acercamiento a la persona de Juan Martín de Nicolás. Puede verse la Historia de las actividades económicas de Quintanar, destacando sobre todo la arriería que llevó a Quintanar a ser lo que es.  Precisamente, preside la sala un mural, realizado por Franz Campoy que refleja este trabajo. En la segunda sala se difunde, a través de paneles, las obras  de Martín de Nicolás y sus fuentes. Mientras que la tercera sala recoge programas de feria desde el año 1917 y que aportan información sobre Quintanar. “Con el estudio de los programas podemos acercarnos al cómo y al por qué de las cosas, a los diversos aspectos de nuestra historia más reciente y de cómo era en sus orígenes y cómo se fue transformando”. Por último hay una pequeña sala dedicada a imágenes y mapas de la localidad. “Es una exposición que hemos hecho con todo el cariño del mundo y queremos seguir haciendo actividades en esta línea”, concluía Manuela, deseando que el público disfrutara de esta muestra.

El alcalde, Juan Carlos Navalón, tenía palabras de agradecimiento para la Concejalía de Cultura y las personas encargadas de la exposición, por el esfuerzo y el exhaustivo trabajo llevado a cabo para poder contar con una muestra como esta.

“Esta exposición permite dar un tinte más cultural a nuestra Feria y Fiestas, donde la gente pueda disfrutar empapándose de Cultura y de la Historia de nuestro pueblo”, aseveraba.

Navalón invitaba a la ciudadanía a saborear y disfrutar la exposición que permanecerá abierta al público hasta el próximo 30 de octubre.

UN CENTRO DE ESTUDIOS PARA INVESTIGADORES

En el acto de inauguración, la concejala de Cultura, Verónica Sánchez, que comenzaba agradeciendo el trabajo de las tres personas que se han encargado de la exposición, daba a conocer una primicia. Y es que, La Casa de Piedra será el lugar que albergue un Centro de Estudio que tiene como principal objetivo servir como centro para la recopilación, investigación y divulgación de la historia local. “La historia de un pueblo es su memoria y creemos que ésta debe mantenerse viva y contar con un Centro de Estudios nos permitirá llevar a cabo esta labor”.

Sánchez explicaba que el archivo con toda la Historia de Quintanar está repartido por diferentes edificios municipales y que, la creación de este Centro de Estudios,  permitirá ubicar todo el fondo histórico de la localidad en un mismo lugar, la Casa de Piedra, un edificio emblemático y que reúne todos los requisitos para ello.  

“Se trata de un Centro de Estudios e Investigaciones Locales  donde la gente pueda venir a consultar tanto la obra del Padre Martín de Nicolás, como el archivo antiguo del Ayuntamiento, así como una hemeroteca para que de alguna forma todo lo que somos, que se debe a lo que hemos sido, se mantenga vivo en las generaciones futuras”.