Quijote Digital

  • Diario Digital | viernes, 06 de diciembre de 2019
  • Actualizado 08:35

Cruz Roja: cien años de Historia en Quintanar de la Orden

El Museo Casa de Piedra de Quintanar acoge hasta el 24 de noviembre, una exposición que muestra la Historia de la Cruz Roja y que fue inaugurada el sábado al cumplirse ahora su centenario.

Cruz Roja: cien años de Historia en Quintanar de la Orden

La tarde del sábado, 16 de noviembre, la Cruz Roja de Quintanar de la Orden tomaba todo el protagonismo al conmemorarse los cien años de su existencia desde que se constituyera como Asamblea Local un 16 de noviembre de 1919, aunque ya, años antes, existiera alguna que otra acción vinculada a la Cruz Roja.

Para celebrar dicha efeméride se inauguraba, en el Museo Casa de Piedra, una exposición que cuenta con detalle toda la Historia de Cruz Roja desde sus comienzos, hasta nuestros días, y a la que asistieron, como invitados: el presidente provincial de Cruz Roja, Juan Carlos Santos; el coordinador provincial de Transportes Sanitarios, José María Ortiz de Guinea; el presidente de Cruz Roja Quintanar, Isidoro Sánchez; el delegado de la Junta en Toledo, Javier Úbeda; el alcalde de Quintanar, Juan Carlos Navalón; concejales de la Corporación Municipal; así como descendientes directos de los primeros miembros de la Junta Local de Cruz Roja; y el conocido doctor quintanareño, Alfonso Cartas.

Un emotivo y entrañable acto, presentado por Arturo Rojo, y al que acudió numeroso público que no quiso perderse una efeméride de estas características, pues cien años no se cumplen todos los días, y la Cruz Roja ha jugado y juega un papel fundamental en el municipio y la comarca.

En primer lugar, tomaba la palabra el presidente de Cruz Roja, Isidoro Sánchez, que tenía palabras de agradecimiento para todos los asistentes y el apoyo y colaboración de todas las personas que han hecho posible esta exposición y, en definitiva, los 100 años de trabajo y existencia de Cruz Roja.

Palabras de agradecimiento, sobre todo, para sus compañeros. “Somos un gran equipo humano, comprometido, solidario, con un gran corazón y cumpliendo con los principios fundamentales de la Cruz Roja, algo que no tenemos que olvidar nunca”, decía. “No ha sido fácil llegar hasta aquí, ha sido un largo camino, con sacrificios de nuestro tiempo libre y nuestro trabajo, hemos tenido que evolucionar, afrontando muchos retos y hemos cumplido los objetivos que nos hemos marcado”.  Isidoro esperó que la exposición sea del agrado de todo aquel que la visite.

Por su parte, el presidente provincial de Cruz Roja, Juan Carlos Santos, decía que “se cumplen cien años de atención a las personas más vulnerables, cien años de historia escrita con humanidad, cien años de voluntariado y cien años de convivencia”. En ese sentido, indicaba que todo lo conseguido en este tiempo por hombres y mujeres de Quintanar de la Orden merece un alto reconocimiento, “una loa muy especial, tan especial y grande como el trabajo que han sido capaz de desarrollar en todo este tiempo hacia los demás”. Asimismo, Santos dijo al pueblo de Quintanar que debe sentirse orgulloso del trabajo de Cruz Roja.

El presidente provincial, apuntaba que Cruz Roja Quintanar es un punto de referencia en la provincia de Toledo, por su situación geográfica, por el espacio que ampara, por lo que su evolución  tiene que ser un reto, tanto en el desarrollo local comprometiéndose con el resto de poblaciones creando un espacio comarcal; así como en la cartera de servicios evolucionando a la par que las necesidades de la población. “Somos, afirmaba, un gran ejemplo de evolución e innovación y muestra de ello son los primeros hospitales, escuelas de enfermeras, las primeras donaciones de sangre, los puestos de primeros auxilios en los que Quintanar es un referente, teleasistencia; en definitiva,  hemos sido pioneros en muchas cosas y tenemos la obligación de seguir siéndolo y no tengo ninguna duda de que Quintanar de la Orden liderará esta progresión con su líder Isidoro Sánchez que será el responsable de ello”.

También tuvo palabras de agradecimiento para los pioneros en Cruz Roja y todos los que han continuado con esta labor hasta nuestros días, así como de todas las personas que han hecho posible esta exposición tanto el Ayuntamiento, como el comisario de la muestra, Tomás Verdugo, así como todas las personas que han aportado documentos, fotografías y objetos para poderla llevarla a cabo. Sin olvidarse, de la figura del socio colaborador tan importante.

En su turno, el alcalde quintanareño, Juan Carlos Navalón, se encargó de leer el Acta del 16 de noviembre de 1919 y fue breve en su intervención con palabras de agradecimiento por “estos 100 años de trabajo, de servicio no sólo sanitario, sino social, siempre defendiendo a los más pobres y a los más necesitados”. Concluyó Navalón con un VIVA a la Cruz Roja.

La proseguía el delegado de la Junta, Javier Úbeda, enorgulleciéndose de la Historia de Quintanar porque si Cruz Roja celebra su centenario, el lugar que acoge la exposición y primera sede de la Asamblea Local de Cruz Roja, la Casa de Piedra, tiene 357 años, lo que demuestra que Quintanar es un municipio con una gran historia y un gran patrimonio.

Destacaba de Cruz Roja dijo sus valores de solidaridad, voluntariado, falta de egoísmo, entrega... “Los hombres y mujeres de Cruz Roja realizan una tarea impagable, ha ido a la par con la globalización, ayudando al más vulnerable, asistiendo a las personas que lo necesitan, comenzando con la labor sanitaria, pero es impresionante la organización que tienen para actuar en cualquier emergencia que surja; en defintivia, apuntaba Úbeda, los voluntarios de Cruz Roja se sacrifican en su tiempo libre pora ayudar a los demás”.

Úbeda destacaba todas y cada una de sus acciones pero, sobre todo, la teleasistencia, gracias a la cual un gran número de personas mayores saben que no están solos y que siempre tienen a Cruz Roja detrás para cualquier urgencia.

El delegado subrayaba la unión que existe en torno a la Cruz Roja y que ha logrado que hoy se esté celebrando este centenario. “Cuando se tienen ganas, cuando se lleva una política clara con unos objetivos, con un trabajo constante, serio, con profesionalidad, podemos llegar lejos y ese es mi deseo para la provincia de Toledo, La Mancha toledana y Quitananar de la Orden. “Hay momentos, añadía Úbeda, en los que uno se siente muy satisfecho de ser toledano y, sobre todo, quintanareño y este es uno de ellos”.

En el acto también intervinieron los descendientes directos de los primeros fundadores de Cruz Roja en Quintanar como fueron Javier González Babé, nieto del primer presidente D. Julio González de Castro; o Jesús Muelas Sierra, nieto de Jesús Sierra Rubio que se encargaron de hablar de la figura de sus antepasados y su papel en la Cruz Roja. Además, para cerrar el acto, intervino también el que fuera presidente de la Asamblea Local de Cruz Roja Quintanar en la década de los 70, D. Alfonso Cartas, que muy emocionado recordaba sus años al frente de esta institución, los inicios y cómo poco a poco fueron logrando crecer. Cartas solo tenía palabras de agradecimiento para todos los voluntarios y voluntarias que hacen posible que Cruz Roja siga siendo un referente y siga creciendo cada día.

Un paseo por cien años de historia

Tomás Verdugo, nieto de uno de los primeros miembros de Cruz Roja, ha sido el encargado de realizar esta exposición que decía, ha sido posible gracias a la colaboración de todas las personas que han aportado documentación. Tomás ofreció algunos de los datos históricos de la llegada de Cruz Roja a Quintanar.

Recordaba Verdugo no solo la labor asistencial de Cruz Roja, sino también su labor cultural y de espectáculo, pues Cruz Roja compró una máquina de cine acercando el séptimo arte a Quintanar y realizaba festivales benéficos para poder prestar ayuda social.

Explicaba que la exposición se ha dividido en tres partes: la primera sala acoge una amplia selección de fotografías, bocetos y documentación desde 1919 hasta 1940; la segunda sala, comprende desde 1979 a 2001 y está dedicada a la época en que se hacía la mili en Quintanar de la Orden con Alfonso Cartas como presidente, siendo quizá ésta la sala más emotiva para el visitante. En esta sala también pueden verse los planos originales de la rehabilitación de la Casa de Piedra cuando se habilitó como sede de Cruz Roja. En la tercera sala puede verse como es la Cruz Roja actual, los medios que utiliza, los recursos disponibles y la labor que realiza.  

Tomás Verdugo aseguraba que lema de la exposición “Cruz Roja Quintanar, cambiando con los tiempos”, se cumple en lo que a lo material se refiere, pero de lo que no cabe duda es que sigue manteniendo los mismos valores que son: humanidad, imparcialidad, neutralidad, independencia, carácter voluntario, unidad y universalidad.

“Con este homenaje a los primeros fundadores, a los que la continuaron y a los que siguen se cierra un ciclo y se comienza uno nuevo con las mismas ganas de colaborar y ayudar a aquél que lo necesite”, afirmaba Verdugo.

Después de todas las intervenciones, el acto concluía con la entrega de unos obsequios por parte del Ayuntamiento a los invitados y con la degustación de un aperitivo mientras disfrutaban de la exposición y del intercambio de recuerdos y anécdotas.