Quijote Digital

  • Diario Digital | lunes, 09 de diciembre de 2019
  • Actualizado 04:34

Manos Unidas Quintanar inaugura su tradicional rastrillo solidario en La Ermitilla

La noche del sábado tenía lugar la inauguración del rastrillo solidario que cada año organiza Manos Unidas con el fin de recaudar fondos para algún proyecto en  países subdesarrollados.

Manos Unidas Quintanar inaugura su tradicional rastrillo solidario en La Ermitilla

La sala “La Ermitilla” abría sus puertas la noche del sábado, 30 de noviembre, para acoger la inauguración del tradicional rastrillo solidario que pone en marcha Manos Unidas durante las semanas previas a la Navidad.

Este rastrillo se ha convertido ya en una tradición quintanareña y permite, que gracias a la solidaridad de los vecinos y vecinas del municipio que llevan a cabo compras de los productos artesanales que ponen a la venta, puedan desarrollarse después importantes proyectos.

En el acto de inauguración estuvieron presentes la responsable de Manos Unidas, Mª Teresa Iniesta; el vicario parroquial, Francisco Aparicio; el alcalde de Quintanar, Juan Carlos Navalón; y concejales de la Corporación Municipal.

Precisamente, Mª Teresa Iniesta, explicaba que en esta ocasión, se desea recaudar fondos para un proyecto en Kenia de mejora de las oportunidades de vida entre los refugiados, una forma de controlar que los refugiados encuentren trabajo y medios en su tierra con el fin de que no tengan que huir y emigrar. El proyecto tiene un coste de 71.405 euros que no tiene que asumirlo solo Quintanar, sino todo el Arciprestazgo.

Por su parte, el primer edil quintanareño, Juan Carlos Navalón, afirmaba que el comportamiento humano no siempre progresa para el bien de la humanidad y para ello se necesita el trabajo de organizaciones como Manos Unidas, gracias a los cuales el Tercer Mundo puede ir avanzando poco a poco.  “Os auguro mucho futuro en Manos Unidas, porque por desgracia, el hambre sigue existiendo, pero hay que ser optimista y tener una visión humanitaria como la que aporta Manos Unidas; una visión desde el humanismo cristiano”. En ese sentido, agradecía también a la Parroquia el apoyo a este tipo de actividades “en esta época navideña en la que aflora la solidaridad y el amor al prójimo y esperemos que esto no solo ocurra en esta época, sino en los pequeños actos del día a día”, apuntaba Navalón.

Por último, el alcalde mandaba a la sociedad un mensaje de que tenemos que avanzar hacia el progreso pero sobre todo al entendimiento de todos los pueblos.

Los que asistan al Mercadillo, que estará abierto hasta el próximo 15 de diciembre, podrán encontrar artesanía, productos de Intermon Oxfam, y donaciones de casas comerciales de Quintanar, con precios muy asequibles para que todos los quintanareños y quintanareñas puedan aportar su granito de arena con esta buena causa.