Miles de personas asisten a un OAK que vuelve a arrasar en Quintanar

14 artistas nacionales e internacionales eran los que mostraban su arte a todos los presentes.

Quintanar de la Orden se ha vuelto a convertir la capital de la música electrónica durante los días 5 y 6 de julio.

Y es que, por tercer año consecutivo los mejores DJ´s del panorama nacional e internacional se daban cita en el Complejo Polideportivo Fred Galiana de la localidad toledana para actuar en el OAK Electronic Music Festival.

Un año más la empresa organizadora Óh!pera con Víctor y Javi Fernández a la cabeza y un gran equipo de profesionales daban todo de sí durante muchos meses para organizar este evento y sacar su mejor versión.

Y es que, contando con la colaboración del Ayuntamiento de Quintanar y de un gran número de empresas patrocinadoras atraía a Quintanar a miles de personas de todas partes de España.

14 artistas nacionales e internacionales eran los que mostraban su arte a todos los presentes.

El viernes 5 de julio daban comienzo las actuaciones con DJ Nano como cabeza de cartel y artistas como Mara Bravo, Claudia León, Eli Rojas, Javi Colina, Krumel y Abel The Kid que, durante horas dieron todo para hacer vibrar el recinto.

El sábado venía con novedad en la ampliación del horario con un LINE-UP de artistas invitados muy completo, destacando artistas como Luxi Villar, Tief, De la Swing, Stacey Pullen, Marco Faraone, Viviana Casanova y el aclamado quintanareño Alejandro Fernández que dejaban al público aun con más ganas de fiesta y ponían el broche final a una tercera edición muy completa.

Un año más, volvían a apostar por la sostenibilidad como la gran fortaleza del festival y por el medio rural “mirando siempre por un entorno limpio de residuos y un medio ambiente preservado”.

También han vuelto a colaborar con asociaciones de ámbito social como Asprodiq, Salvando Inocentes, ENACH (Asociación de Enfermedades Neurodegenerativas por Acumulación Cerebral de Hierro) y el Centro Especial de Trabajo Apunts, que ha vuelto a realizar las acreditaciones del festival con semillas para después poderlas plantar.

El escenario tenía una composición con elementos marítimos por ello durante los conciertos La Escuela Municipal de Arte Urbano de Quintanar con Franz Campoy, Arturo Rojo y Triker hacían un gran mural del Dios Neptuno, mientras que el artista Tresky realizaba uno mezclando la cara de una mujer con el agua. También el artista José Ramón Ángulo dejaba libre su imaginación para realizar un cuadro en directo según la música escuchada.

Además, en el recinto hubo puestos de restauración y foodtrucks para abastecer a los presentes con lo que necesiten durante el evento, puesto de venta de merchandisign oficial OAK, un espacio de peluquería, maquillaje y un área de tatuajes.

Pablo Nieto, Alcalde de Quintanar y los miembros de la Corporación Municipal no quisieron perderse el evento y asistieron para ser conocedores de lo que allí acontecía y como siempre apoyar la cultura en la localidad.

Artistas, música y buen ambiente era lo que se respiraba en el recinto en el cual se daban cita miles de personas de diferentes generaciones, los mismos que ya esperan la IV edición del próximo año.

Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement