Quijote Digital

  • Diario Digital | lunes, 18 de octubre de 2021
  • Actualizado 11:43

Quintanar se une a quince municipios de la comarca para buscar una solución al problema de la sobrepoblación de conejos

La situación de emergencia cinegética que llevan sufriendo desde hace años se ha vuelto insostenible y los Ayuntamientos de estos dieciséis municipios en representación de sus agricultores se han unido para buscar soluciones.

Quintanar se une a quince municipios de la comarca para buscar una solución al problema de la sobrepoblación de conejos

La situación de alarma cinegética por la que llevan años luchando estos municipios de las provincias de Toledo, Cuenca y Ciudad Real, se ha visto agravada, además, por las circunstancias excepcionales que se están viviendo el último año con la pandemia, la Declaración del Estado de Alarma  a lo que también se ha sumado el temporal de frío y la borrasca Filomena del pasado mes de enero.

Los regidores municipales de las localidades de La Puebla de Almoradiel, Quintanar de la Orden, Villafranca de los Caballeros, Villanueva de Alcardete, La Villa de Don Fadrique, Quero, Villamayor de Santiago, Camuñas, Villacañas, Corral de Almaguer, El Toboso, Miguel Esteban, Santa María de los Llanos, El Romeral, Mota del Cuervo y Los Hinojosos, han firmado un documento en el que exponen el problema de emergencia cinegética y solicitan al Gobierno regional ayuda para poner fin a esta situación que viven muchas familias por la sobrepoblación de conejos que dañan las explotaciones y cultivos.

Algunas de estas soluciones propuestas son la ampliación de permisos de caza que autoricen la caza con escopeta y/o perro, la declaración de “plaga”, primar la reestructuración de viñedo a emparrado en zonas afectadas, el mantenimiento de la declaración de emergencia cinegética, la limpieza de cauces por la Confederación Hidrográfica del Guadiana o la apertura de restricciones a la movilidad para cazadores que vengan a ayudar a controlar esta plaga.

Así los alcaldes y alcaldes apelan a la responsabilidad del Gobierno de Castilla – La Mancha para que se tomen medidas contundentes que mitiguen esta plaga y así no se vea perjudicado el trabajo de tantos años y las esperanzas de numerosas familias que viven de la agricultura.