Quijote Digital

  • Diario Digital | lunes, 29 de noviembre de 2021
  • Actualizado 03:59

La Diputación de Toledo desarrolla el proyecto educativo "Libro viajero de huerto escolar e intercambio de semillas"

El objetivo es crear un Banco de Intercambio de Semillas a nivel Provincial y fomentar el intercambio de semillas entre los centros educativos adheridos a la Red provincial de Ecoescuelas.

La Diputación de Toledo desarrolla el proyecto educativo "Libro viajero de huerto escolar e intercambio de semillas"

La Diputación de Toledo ha puesto en marcha para el curso escolar 2021-2022 el proyecto “Libro viajero de Huerto Escolar e Intercambio de semillas”, con el fin de que cada centro implicado en esta propuesta, comparta, con fotos y dibujos, plasmados en un libro la evolución de su propio huerto escolar con el resto de centros participantes.

La propuesta se inicia con los 8 colegios participantes de forma voluntaria, integrados en la Red provincial de Ecoescuelas, siendo estos los IES Arcipreste de Canales de Recas;  IES Universidad Laboral de Toledo; CEIP Virgen del Rosario de Ontígola; CEIP El Duende de Nambroca; CEIP Santa Marina de Magán; CEIP Fernando Jiménez de Gregorio de Belvís de la Jara; CEIP Bartolomé Nicolau de Talavera de la Reina; y CEIP San Isidro de Alberche de Caudillo.

El proyecto se divide en los tres trimestres de que consta el curso escolar, con el objetivo final de crear un Banco de Intercambio de Semillas a nivel provincial y fomentar el intercambio de semillas entre los centros educativos adheridos a la Red provincial de Ecoescuelas.

Durante el primer trimestre cada centro escolar elabora un “libro viajero” donde recopilará fotos y dibujos para describir su huerto escolar, contando las actividades que realizan, los cultivos que y las especies que observan.

Además, recopilan semillas de diferentes lugares de su entorno para iniciar su particular banco de semillas y las agrega al libro.

A finales del primer trimestre, este libro se envía a otro centro, y a finales del segundo trimestre a otro centro diferente, incorporando éstos semillas a los libros que reciben.

Con este proceso se consigue que a finales del tercer trimestre cada centro reciba su libro original, pero ahora enriquecido por las aportaciones del resto de centros sobre los cuidados de cada huerto, viendo ampliado su banco de semillas, gracias a las aportadas por el resto de centros de enseñanza.

La colaboración de los diferentes centros educativos implicados en el proyecto de “Libro viajero de huerto escolar e intercambio de semillas” favorece la oportunidad de crear un Banco de semillas y fomentar el intercambio de esas semillas entre los colegios participantes, ofreciendo este proyecto a los centros adheridos a la Red provincial de huertos escolares ecológicos, de la que ya forman parte un centenar de centros educativos de infantil, primaria y centros de educación especial, para que pueda ampliarse la iniciativa y extenderse por toda la provincia.