Quijote Digital

  • Diario Digital | viernes, 04 de diciembre de 2020
  • Actualizado 22:03

La Diputación de Toledo ilumina su fachada de azul para conmemorar el día universal de la infancia

Desde esta noche y todo el fin de semana

La Diputación de Toledo ilumina su fachada de azul para conmemorar el día universal de la infancia

El 20 de noviembre es un día para llamar la atención sobre la situación de los niños más desfavorecidos, dar a conocer los derechos de la infancia y concienciar a las personas de la importancia de trabajar día a día por su bienestar y desarrollo; y en este año más que nunca por las situaciones generadas por la pandemia.

La fachada de la Diputación de Toledo se iluminará esta noche de azul en conmemoración del Día Universal de la Infancia, permaneciendo alumbrada con ese color durante todo el fin de semana, sumándose a la defensa de derechos de los niños y niñas, y muy especialmente en un año como el que vivimos como consecuencia de la COVID-19.

La Diputación provincial conmemora así el Día Internacional del Niño, que viene celebrándose desde 1954, y el 31 aniversario de la Convención de los Derechos del Niño, el más universal de los tratados internacionales.

La Institución provincial quiere trasladar a la ciudadanía la necesidad de emprender acciones para proteger y garantizar los derechos de los niños y adolescentes, uniéndose a la invitación de Unicef de "Reimaginar un mundo mejor para la infancia" cuando acabe la pandemia, para que les afecten lo menos posible las consecuencias de la crisis provocada por la misma.

Es por eso que desde el Gobierno de la Diputación se muestra sensibilidad por mitigar los efectos de la COVID-19 en los niños y niñas del mundo, protegiendo su salud y defendiendo sus derechos, con el propósito de imaginar un mundo mejor para ellos y ellas.

Hoy en día, el Día Universal de la Infancia es una estupenda oportunidad para crear conciencia en las escuelas y en la sociedad en general de que la infancia es una etapa de la vida irrepetible y crucial y que hay que conseguir que todos los niños y niñas estén protegidos y seguros, con salud y educación, independientemente del lugar de su nacimiento, algo que desde la Diputación se alienta con acuerdo y cooperación entre administraciones y entidades para luchar contra la pobreza infantil, entre otras muchas medidas.

En definitiva, la Diputación iluminará de azul su fachada todo el fin de semana, junto a otras instituciones, para trasladar el mensaje de que la infancia precisa de la protección de los derechos a la vida, la salud, la educación, y el derecho a jugar, a la vida familiar, a estar protegidos de la violencia, a no ser discriminados y a que se escuchen sus opiniones.-