Quijote Digital

  • Diario Digital | lunes, 29 de noviembre de 2021
  • Actualizado 03:42

La Diputación de Toledo llama a luchar juntos para acabar con la violencia contra las mujeres

La vicepresidenta de Educación, Igualdad y Bienestar Social, Ana Gómez, ha leído el manifiesto para conmemorar el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

La Diputación de Toledo llama a luchar juntos para acabar con la violencia contra las mujeres

La Diputación de Toledo ha llamado hoy a luchar juntos para eliminar la violencia machista, en el acto que ha organizado en la Institución con motivo del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, que se celebra en todo el mundo este 25 de noviembre.

El acto ha sido presidido por la vicepresidenta de Educación, Cultura, Igualdad y Bienestar Social, Ana Gómez, que ha leído el manifiesto por el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, elaborado por el Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha, junto a los representantes de grupos políticos de Corporación, y las trabajadoras y trabajadores, para mostrar su rechazo a la violencia machista y recordar a las víctimas de esta lacra social.

La vicepresidenta hacía un llamamiento, antes de la lectura del manifiesto, “para que se sumen todas las voluntades y consigamos detener la violencia contra las mujeres, para alcanzar una sociedad igualitaria en la que todas y todos tengamos los mismos derechos a vivir en paz y a que sean respetadas nuestras vidas”.

Ana Gómez declaraba también que “la violencia machista es un problema que nos atañe a todos y todas, y todos y todas tenemos que sumar fuerzas para detener esta pandemia, que se ha cobrado la vida de 1.118 mujeres desde el año 2003 y de 44 menores, víctimas de la violencia vicaria”.

Añadía que “juntos y juntas somos mucho más fuertes, y juntos y juntas es la única manera de detener el contador macabro de asesinatos que mes tras mes, y año tras año, va aumentando de forma imparable”

Los asistentes al acto han guardado un respetuoso minuto de silencio en recuerdo por todas las mujeres que han perdido su vida a manos de sus parejas, ex parejas o maltratadores, que solo en lo que llevamos de año suman 37 mujeres asesinadas y 24 menores huérfanos, víctimas de la violencia vicaria.

La vicepresidenta ha leído el manifiesto redactado por el Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha, en el que se pone de manifiesto que 137 mujeres son asesinadas cada día en nuestro planeta, lo que define la magnitud de un problema mundial que precisa del compromiso de todos y todas para erradicarlo de nuestras vidas.

El manifiesto leído por Ana Gómez señala que en nuestro país se interponen más de 400 denuncias por violencia de género cada día, a lo que hay que añadir, según datos del Ministerio de igualdad, que hay más de 6.000 mujeres maltratadas a diario en España, datos que nos advierten de que la violencia machista es una de las peores y más persistentes pandemias a las que hacemos frente como sociedad.

En ese manifiesto se señala que debe ser responsabilidad de la sociedad civil en su conjunto y cada uno de los gobiernos y administraciones públicas, organizaciones feministas y de mujeres, entidades sin ánimo de lucro, la juventud, el sector privado y los medios de comunicación prevenir y combatir la violencia machista.

Y concluye haciendo un llamamiento a los hombres y mujeres de todas las edades para combatir la violencia machista para reafirmarnos en el compromiso de trabajar unidos hasta eliminar de nuestra sociedad la violencia machista, desde la convicción más profunda de que solo una democracia libe de violencia contra las mujeres es una democracia plena.

La Diputación y el 25N

El Gobierno de la Diputación de Toledo mantiene iluminada durante toda esta semana la fachada del Palacio Provincial, sumándose al conjunto de instituciones y entidades que hacen lo mismo para reivindicar con ese color representativo de la lucha contra el maltrato y la violencia contra las mujeres y de la lucha por la igualdad entre hombres y mujeres, con el ánimo de concienciar a la población de la necesidad de combatir esa lacra social.

Además, el Ejecutivo provincial promueve desde el pasado 18 de noviembre y hasta el próximo 30 de este mes una batería de actos y actividades en toda la provincia para conmemorar el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres.

Más de 75 acciones como charlas, coloquios, cine fórum, talleres, proyección de películas, exposiciones, masterclass de defensa personal, murales y conferencias, forman parte de esa programación con el fin de mostrar la sinrazón de la violencia machista y condenarla en todos y cada uno de los rincones de nuestra provincia.

Manifiesto 25 de Noviembre de 2021

Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres

Tú puedes ayudar

Violencia por parte de parejas y exparejas, violencia sexual, matrimonios forzados o mutilación genital femenina. Trata con fines de explotación sexual, acoso sexual, violencia psicológica, de control, económica… Todas ellas manifestaciones de la violencia de género, una violencia que se ejercesobre las mujerespor el simple hecho de serlo.

Según la Organización de Naciones Unidas,una de cada tres mujeresde 15 años o más ha sido sometida a violencia física o sexualpor parte de su parejao de otro agresor en todo el mundo. Y se estima que 137 mujeres son asesinadas por sus parejaso por un familiar cada día en nuestro planeta.

¡137 mujeres asesinadas diariamente!

En nuestro país, 1.118 mujeres han sido asesinadas por sus parejas o exparejas desde el año 2003. 37 de ellas durante 2021. Desde 2013, ha habido 44 asesinatos de menores -5 este mismo año- cometidos por sus propios padres o las parejas de sus madres. Y 330 niñas y niños han quedado huérfanas y huérfanos como consecuencia de la crueldad de la violencia machista. Y esta es solamente la parte más dolorosamente visible de una tragedia cotidiana que apenas se ve y cuyos cimientos profundos entierranla desigualdad entre mujeres y hombres.

Cada día en nuestro país se interponen más de 400 denuncias por violencia de género; se reciben alrededor de 240 llamadas a las líneas de atención telefónica; se dictan una media de 100 órdenes de protección o se registran cuatro violaciones. Datos que no hacen sino dar cuenta de la enorme magnituddel problema y tras los cuales hay vidas de mujeres.

Las cifras y su permanencia en el tiemponos dicen que la violencia machista es una de las peores y más persistentes pandemias a las que hacemos frente como sociedad. Ante esta realidad, venimos recorriendo un largo camino desde hace décadaspara conseguir su erradicación porque estamos convencidas de que hay vacunapara ella.

Todas y cada una de las personasque habitamos nuestrospueblos y ciudades, nuestra región, nuestro país somos la cura a toda esta violencia estructural que sufren mujeres y niñas. Somos una cadena de manos que, juntas,están construyendo una sociedad más justa y democrática donde las mujeres puedan vivir una vida plena, libre y sin miedo.

La sociedad civil en su conjunto, todos y cada uno de los diferentesgobiernos y administraciones públicas locales, provinciales, regionales, estatales e internacionales, organizaciones feministas y de mujeres, entidades sin ánimo de lucro, la juventud, el sector privadoy los medios de comunicación debemos prevenir y combatir la violencia machista reforzando alianzas y tejiendo redes y, sobre todo, debemos actuar para proteger a las mujeres víctimas, sus hijas e hijos y familiares.

Solo así, tendiendo nuestra mano, creyendo, escuchando y apoyando a las víctimas conseguirán dejar de ser víctimas para ser supervivientes. Podrán dejar atrás el miedo, el sentimiento de culpa y la vergüenza y recuperar la confianzaen sí mismas, aprender a ser libres y a vivir de forma independiente.

No podemos resignarnos a que se asuma como normalidad la violencia contra las mujeres. Mucho menos permitir que mensajes negacionistas, que rompen el consenso social y políticoexistente, que empoderana los maltratadores y debilitan a las víctimas nos hagan retroceder décadas de progreso para la eliminación de este problema que supone una de las más profundas vulneraciones de derechos humanos en las sociedades actuales.

Por eso, ahora te toca a ti, a mí, a nosotras y nosotros, mujeres y hombres que luchamos por la más justa de las causas, que alzamos la voz para condenar toda esa violenciaejercida contra las mujeres durantesiglos y que nos reafirmamos en el compromiso de trabajar hasta eliminar de nuestra sociedad la violencia machista desde la convicción más profunda de que solo una democracia libre de violencia machista es una democracia plena.

Tú también puedes ayudar a generar conciencia y pasar a la acción para poner fin a la violenciacontra las mujeres.