Quijote Digital

  • Diario Digital | domingo, 05 de diciembre de 2021
  • Actualizado 20:41

La Escuela Taurina "Domingo Ortega" celebra su primer tentadero en la Plaza de Toros de Toledo

El vicepresidente de Asuntos Generales, Empleo, Deportes y Promoción Turística de la Diputación de Toledo estuvo presente en este primer tentadero de la Escuela Taurina del curso 2021-2022, que inició su andadura el pasado 3 de noviembre.

La Escuela Taurina "Domingo Ortega" celebra su primer tentadero en la Plaza de Toros de Toledo

La Escuela Taurina “Domingo Ortega”, dependiente de la Diputación de Toledo, ha celebrado este fin de semana su primer tentadero para los 28 alumnos que cursan su formación en tauromaquia en la Plaza de Toros de Toledo, en colaboración con la Comunidad de Propietarios del coso toledano.

El vicepresidente de Asuntos Generales, Empleo, Deportes y Promoción Turística de la Institución, Fernando Muñoz, quiso compartir con los 27 alumnos y la alumna Estrella Magán, este primer tentadero y reiterarles el apoyo que desde la Diputación se les presta, apostando por la Escuela Taurina “Domingo Ortega”, que en este nuevo curso cumple ya tres años en la Plaza de Toros de Toledo.

Fernando Muñoz ha querido agradecer a las ganaderías Juan Carlos Rivera, La Olivilla y La Paloma, la donación de siete vaquillas, así como a los profesores de la Escuela, Eugenio de Mora y Víctor Cañas, además del picador Benedicto Cedillo, los conserjes y personal de servicio de la plaza, haber hecho posible este primer encuentro taurino para los chicos y chica de entre 9 y 22 años. 

El vicepresidente destacaba que este tentadero forma parte del ambicioso plan de formación tanto taurina, en sus facetas teórica, práctica y de preparación física, como profesional del toreo, que permita a los alumnos desenvolverse en el futuro con la mejor cualificación en los aspectos personal, profesional y artístico.

El vicepresidente comprobó la ilusión de todos los participantes por tomar parte en el mismo, que les ha permitido torear de verdad, resultando una experiencia para todos ellos a la vez que formativa también motivadora.

Gracias a estos tentaderos se acerca a los alumnos a la realidad de una Fiesta que centra las enseñanzas de la Escuela Taurina, ya sea en su vertiente teórica como práctica, cumpliendo así las expectativas de los alumnos.

Fernando Muñoz conoció las impresiones de los profesores, que destacaron la entrega y disposición de todos los alumnos, su ilusión y empeño en mejorar sus cualidades sobre el terreno y en función de las necesidades de las reses sobre el albero.