El Gobierno regional ha impulsado la creación de 1.791 nuevas plazas de 0 a 3 años y la apertura de 18 escuelas infantiles en la provincia de Toledo

El delegado de la Junta en Toledo, Álvaro Gutiérrez, ha destacado el éxito de esta iniciativa en la provincia de Toledo en la que ya se han firmado 36 convenios con ayuntamientos y en la que la Consejería de Educación, Cultura y Deportes va a invertir 12,7 millones de euros

El Gobierno de Castilla-La Mancha está dando un impulso decidido a la primera etapa de Educación Infantil con la creación de 1.791 nuevas plazas de 0 a 3 años en la provincia de Toledo gracias a los 36 convenios firmados con ayuntamientos toledanos para la apertura o ampliación de escuelas infantiles que suponen una inversión por parte de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes que supera los 12,7 millones de euros.

Así lo ha destacado hoy el delegado de la Junta en Toledo, Álvaro Gutiérrez, quien ha calificado de magnífico el desarrollo en la provincia de Toledo del programa de Impulso a la Escolarización de 0 a 3 años puesto en marcha por el Gobierno del presidente Emiliano García-Page hace dos años y que ya ha supuesto la apertura de 18 nuevas escuelas infantiles con 441 plazas.

Álvaro Gutiérrez ha informado hoy a los medios de comunicación, junto al delegado provincial de Educación, Cultura y Deportes, José Gutiérrez, del dinamismo que el programa de Impulso a la escolarización de la primera etapa de Educación Infantil está registrando en la provincia toledana donde tiene una importante repercusión no solo educativa, sino también social y familiar.

Se trata de una iniciativa, financiada con fondos europeos Next Generation del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, que se lleva a cabo en colaboración con los ayuntamientos de la provincia y sus escuelas infantiles a quienes “el Gobierno regional financia la construcción, equipamiento y adecuación de espacios, ya sea en un edificio nuevo o en escuelas infantiles municipales en funcionamiento”.

“Las posibilidades son amplias -detallaba Gutiérrez-, ya que ofrecemos modalidades que no tienen otras autonomías como es la integración de la escuela infantil en colegios de infantil y primaria con espacios disponibles convirtiéndolos en centros educativos único que cubran de cero años a sexto de primaria”.

Además, añadía que las escuelas infantiles existentes pueden ampliar plazas y dar servicio a municipios cercanos o a familias que trabajen en la localidad donde se ubican dándoles carácter comarcal.

El delegado de la Junta en Toledo ha defendido que “la educación y cuidado en la etapa de 0 a 3 años forma parte del derecho a la educación” y con ese principio el Gobierno regional está apoyando este primer ciclo de infantil en el que los niños y niñas “realizan grandes aprendizajes, asientan sus primeros conocimientos educativos y se garantiza la adquisición de capacidades básicas para posteriores aprendizajes, la efectiva integración del alumnado y la compensación de desigualdades”.

Gratuidad de 2 a 3 años

Junto al programa de Impulso educativo, Álvaro Gutiérrez aludió a la gratuidad de las plazas en la etapa de 2 a 3 años que el Gobierno de Castilla-La Mancha aprobó la semana pasada y va a empezar a implantarse el próximo septiembre con el que “apuntalamos esa igualdad de oportunidades en el acceso a la educación”.

Se trata de la Estrategia “+Escuela CLM” que contará con una financiación inicial de 38 millones de euros en la región, para llegar a 281 municipios y a 14.000 alumnos y alumnas. En el caso de la provincia de Toledo “estamos hablando de un total de 101 localidades”.

La gratuidad de 2 a 3 años, ha explicado Gutiérrez, se establecerá en tres fases, iniciándose en el curso 2024-2025 para entidades locales con una población igual o inferior a 2.000 habitantes que sean titulares de escuelas infantiles. “En la provincia de Toledo, serán 25 municipios en este inicio”.

En el curso 2025-2026 se ampliará a entidades locales con una población igual o inferior a 10.000 habitantes y en el curso 2026-2027 se ampliará todas la entidades locales de la región.

Además de la evidente repercusión positiva en la educación de estas medidas del Gobierno regional, el delegado de la Junta ha destacado su relevancia social y familiar en relación al empleo y a la lucha contra la despoblación.

En este sentido, ha explicado que “una escuela infantil implica la contratación de docentes y de personal de apoyo, así como puestos de trabajo indirectos vinculados a servicios complementarios como comedor, limpieza y mantenimiento”.

Y son programas que “suman a nuestra estrategia regional contra la despoblación con la que trabajamos para vertebrar la provincia de Toledo, fijar población a nuestros municipios y general oportunidades de desarrollo en nuestras zonas rurales”.

“Porque estamos dando seguridad y tranquilidad a las familias en algo tan importante como es la escolarización de sus hijos e hijas en su área de residencia, con servicios de calidad a su alcance con los que no tengan que plantearse la movilidad a otros lugares”, ha añadido el delegado de la Junta.

Advertisement Advertisement Advertisement Advertisement