Quijote Digital

  • Diario Digital | jueves, 02 de abril de 2020
  • Actualizado 17:02

El Jurado Arbitral Laboral medió el pasado año en 54 procedimientos de conflicto colectivo en la provincia de Toledo

El delegado provincial de Economía, Empresas y Empleo, Julián Martín Alcántara, ha destacado que “el Jurado Arbitral Laboral de la provincia de Toledo se ha mostrado un año más como una herramienta ágil y eficaz en la solución de conflictos laborales de carácter colectivo, habiendo obtenido en 2019 un excelente resultado, con un nivel de acuerdos de casi doce puntos por encima de la media regional y de 7,5 más que el nivel de acuerdos conseguidos por esta misma delegación del Jurado Arbitral en la provincia en 2018”.

El Jurado Arbitral Laboral medió el pasado año en 54 procedimientos de conflicto colectivo en la provincia de Toledo

A lo largo del pasado año 2019, la delegación del Jurado Arbitral Laboral en la provincia de Toledo intervino en la mediación de un total de 54 conflictos colectivos y a través de su labor de conciliación y arbitraje entre las partes implicadas facilitó que el 61,70 por ciento de estos conflictos se acabarán solucionando con acuerdo, sin necesidad de acudir a la vía judicial.

El delegado provincial de Economía, Empresas y Empleo, Julián Martín Alcántara, quien que ha detallado los datos de este balance, ha destacado que “el Jurado Arbitral Laboral de la provincia de Toledo se ha mostrado un año más como una herramienta ágil y eficaz en la solución de conflictos laborales de carácter colectivo, habiendo obtenido en 2019 un excelente resultado, con un nivel de acuerdos de casi doce puntos por encima de la media regional y de 7,5 más que el nivel de acuerdos conseguidos por esta misma delegación del Jurado Arbitral en la provincia en 2018”.

Martín Alcántara ha subrayado la “importancia” del Jurado Arbitral, ya que viene a demostrar que existe una vía, el diálogo, que permite resolver los conflictos laborales que surgen entre empresas y trabajadores sin tener que llegar a los tribunales; una vía “en la que hay que resaltar y agradecer el papel fundamental e imprescindible en esta labor que juegan los agentes sociales”.

“Un ejercicio más se evidencia cómo este sistema basado en el diálogo entre las partes evita la conflictividad laboral y la judicialización de los conflictos, lo que sin duda alguna redunda en mejorar la competitividad de la economía”, ha aseverado el delegado provincial.

En este sentido, Martín Alcántara ha puesto en valor “el clima de paz social existente en Castilla-La Mancha como un activo de esta región que contribuye al progreso económico, el desarrollo y el empleo, algo conseguido con acuerdos entre el Gobierno de Emiliano García-Page, sindicatos y empresarios como el Pacto por el Crecimiento y la Convergencia Económica de Castilla-La Mancha 2019-2023 o la reciente firma del nuevo Plan Adelante de Acompañamiento Empresarial 2020-2023”.

Balance actuaciones del Jurado Arbitral Laboral durante 2019

Toda la tarea de mediación y arbitraje en conflictos colectivos realizada durante el año pasado en la provincia, implicó la celebración de 67 reuniones de negociación y los acuerdos alcanzados han beneficiado a un total de 13.674 trabajadores y a 4.063 empresas.

Por sectores, el de Servicios fue el que recurrió más veces al Jurado Arbitral, con 9 procedimientos; seguido del sector de Limpieza, con 8 procedimientos y en tercer lugar el sector del Metal, con 7 procedimientos. Les siguen los sectores Cárnico, Madera y Alimentación, con tres procedimientos cada uno

Por volumen de empresas y trabajadores hay que destacar que en 2019 tuvo entrada el procedimiento que afectaba al sector de Transporte de Mercancías por Carretera de la provincia de Toledo, que acabó con acuerdo y en el que estaban afectados alrededor de 4.000 empresas y 7.500 trabajadores.

Por lo que se refiere a la tipología contractual, el procedimiento más utilizado es el de interpretación y aplicación. Así, de este tipo se tramitaron 35 conflictos, lo que supone el 64,82 por ciento del total de los procedimientos y acabaron con acuerdo el 60 por ciento de los mismos.

En relación a las huelgas, que es la segunda tipología más utilizada, con un total de 14 procedimientos (el 26 por ciento del total), se logró un nivel de acuerdos del 75 por ciento, siendo el total de trabajadores afectados de 9.984.

Dentro de la tipología, se produjeron 5 procedimientos por modificaciones sustanciales (el 9 por ciento del total), que afectaban a unos 590 trabajadores, y se logró un nivel de acuerdos del 40 por ciento.

Entre las ventajas del sistema de Jurado Arbitral, Martín Alcántara ha destacado “la celeridad, pues los procedimientos tienen establecidos un plazo de 72 horas en el caso de huelga y de diez días para el caso de conflicto colectivo; algo que desde el Jurado Arbitral se complementa con la flexibilidad, es decir, la posibilidad que se ofrece a las partes de prorrogar los actos las veces que sea necesario con la finalidad de alcanzar los acuerdos”.

Así, el pasado año se prorrogaron un total de 15 procedimientos, consiguiendo alcanzar acuerdos finalmente en 10 de ellos.

Además de la actividad de mediación y arbitraje, desde la Delegación del Jurado Arbitral de Toledo se colabora con los agentes sociales, poniendo a su disposición medios materiales y físicos en apoyo de la negociación colectiva. Así, durante 2019 se registraron un total de 45 reuniones a las que asistieron 670 personas.

De ellas, 29 reuniones correspondieron a la negociación colectiva sectorial de la provincia de Toledo, con un total de 487 personas asistentes; 8 reuniones para solventar diferentes consultas dirigidas a las comisiones paritarias de dichos convenios y 8 reuniones a petición de los agentes sociales para solventar otros asuntos relacionados con la conflictividad laboral en las empresas.

Finalmente, la Delegación de la Junta Arbitral Laboral también realiza gestiones para el registro, depósito y publicación de convenios colectivos tanto de empresas como de sector, lo que supuso el pasado año un total de 38 intervenciones.