Quijote Digital

  • Diario Digital | jueves, 02 de abril de 2020
  • Actualizado 16:38

Milagros Tolón reafirma su compromiso con el medio ambiente y destaca la plantación de 1.200 árboles y 700 arbustos este año 2020

La alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, ha suscrito este miércoles en el Ayuntamiento el convenio que impulsará la creación de un nuevo bosque urbano en la capital regional, en concreto en las inmediaciones de la calle Juan de Vergara en el barrio de La Legua.

 

Milagros Tolón reafirma su compromiso con el medio ambiente y destaca la plantación de 1.200 árboles y 700 arbustos este año 2020

La alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, ha suscrito este miércoles en el Ayuntamiento el convenio que impulsará la creación de un nuevo bosque urbano en la capital regional, en concreto en las inmediaciones de la calle Juan de Vergara en el barrio de La Legua.

Tras la firma del documento junto al director general de Sigaus, Eduardo de Lecea, que será la empresa colaboradora y patrocinadora del proyecto como una de sus medidas de responsabilidad social corporativa, la responsable municipal ha destacado que a estos 1.000 árboles de la especie pino carrasco se sumarán este año 200 árboles más y 700 arbustos en diferentes puntos de la ciudad.

En este sentido, Milagros Tolón ha recordado que el año pasado el Ayuntamiento plantó más de 500 árboles y 2.000 arbustos, mientras que desde 2015 se han plantado 2.260 árboles y 20.400 arbustos. “Esta labor de protección de nuestro entorno natural requiere del esfuerzo individual de cada uno de nosotros y también exige que las administraciones busquemos aliados y cómplices para lograr unos objetivos que garanticen la conservación de nuestro entorno natural”, ha indicado la alcaldesa en relación a Sigaus, empresa encargada de garantizar la recogida de aceite usado en España y darle un correcto tratamiento conforme a la legislación vigente.

Además, la primera edil ha puesto de manifiesto que este nuevo bosque urbano responde a un compromiso electoral y a una demanda de los residentes en La Legua, un proyecto que será una realidad en las próximas semanas, pues ya ha comenzado la preparación del terreno y el movimiento de tierras sobre una parcela de más de 30.000 metros cuadrados.

Ya han comenzado los trabajos previos

“Actualmente se está preparando el terreno y está previsto que el mes que viene puedan comenzar los trabajos de instalación del riego y posterior plantación de los 1.000 pinos previstos, trabajos que corren a cargo de Sigaus”, ha explicado Milagros Tolón, para avanzar que el mantenimiento posterior del bosque urbano corresponderá al Ayuntamiento una vez transcurrido el primer año, pues en esos 12 meses Sigaus será responsable del bosque y de la reposición de ejemplares, si es necesario.

Esta nueva zona de recreo y de esparcimiento para los vecinos de La Legua y para los toledanos y toledanas, como ha apuntado la alcaldesa, cumple un doble compromiso. Por una parte, se aitende una demanda de los vecinos de La Legua que como ha recordado Milagros Tolón “recogimos en nuestro programa electoral” y por otro lado, “el proyecto encaja en la declaración de Emergencia Climática aprobada por el Pleno el pasado mes de octubre que fue suscrita por todos los grupos”.

De esta forma, la alcaldesa ha indicado que en aquel momento “nos comprometimos a llevar a cabo políticas que contribuyan de forma efectiva a frenar el cambio climático y a compensar la emisión de gases de efecto invernadero ampliando las zonas verdes en nuestro municipio, hoy con la firma de este convenio ya es un hecho”.

Así, Milagros Tolón ha tenido palabras de agradecimiento para Sigaus en la figura de Eduardo de Lecea, por su disposición y colaboración “con una medida que nos va a permitir mejorar la calidad del aire que respiramos y habilitar un nuevo espacio de ocio y disfrute para los vecinos y vecinas de Toledo”.

Por su parte, el director general de la empresa ha señalado que se trata del noveno bosque patrocinado por Sigaus en España y el primero fuera de la Comunidad de Madrid, una iniciativa que como ha destacado contribuirá a amortiguar las emisiones de CO2 con la idea de compensar emisiones de efecto invernadero, favoreciendo con ello la absorción de CO2 y la lucha contra el cambio climático.