Quijote Digital

  • Diario Digital | Martes, 21 de Mayo de 2019
  • Actualizado 21:25

Un total de 235 establecimientos se han inscrito en el Registro de viviendas y apartamentos de uso turístico en la provincia de Toledo

El director provincial de Economía, Empresas y Empleo, Julián Martín Alcántara, ha recordado que una de las primeras medidas que se establecen en el Decreto que regula los apartamentos y viviendas de uso turístico es su inscripción en el Registro administrativo que ha creado la Dirección General de Turismo al efecto, con el fin de que este tipo de establecimientos operen conforme a la norma que los regula.

Un total de 235 establecimientos se han inscrito en el Registro de viviendas y apartamentos de uso turístico en la provincia de Toledo

Desde la entrada en vigor el pasado 1 de julio del Decreto 36/2018 que establece la regulación de los apartamentos y viviendas de uso turístico en Castilla-La Mancha, en la provincia de Toledo se han presentado en el Registro Oficial de la Dirección General de Turismo un total de 235 declaraciones responsables de actividad de este tipo de establecimientos, que van a ofertar 1.395 plazas de alojamiento extrahotelero.

Así lo ha señalado el director provincial de Economía, Empresas y Empleo, Julián Martín Alcántara, que ha recordado que con este Decreto se pretende dar solución al vacío legal que existía en torno a este tipo de establecimientos y regular la ordenación de las viviendas y apartamentos de uso turístico en Castilla- la Mancha.

En este sentido, ha señalado que una de las primeras medidas que se establecen en el Decreto que regula los apartamentos y viviendas de uso turístico es su inscripción en el Registro administrativo que ha creado la Dirección General de Turismo al efecto. Asimismo, y tras la publicación del Decreto el pasado mes de julio, “se implementó una campaña informativa e inspectora con el fin de que todos los establecimientos operen conforme a la norma”.

Según los datos de este Registro, de las 235 declaraciones responsables de inicio de actividad, 198 establecimientos se ubican en la ciudad de Toledo y los 37 restantes, se distribuyen en 25 municipios de la provincia.  “Esto supone que en la capital se aglutinan casi el 76 por ciento de este tipo de alojamientos”, destacaba el director provincial.

De las 235 declaraciones responsables, 218 se corresponden con viviendas de uso turístico y 17 con apartamentos turísticos, totalizando entre ambos tipos de alojamiento 1.395 plazas de alojamiento extrahotelero en la provincia.

De las 17 solicitudes de inicio de actividad de apartamentos turístico, 14 han sido en la ciudad de Toledo, 2 en el municipio de Consuegra y 1 en la localidad de Fuensalida. En total, ofertan 159 plazas de alojamiento, de las que 138 están en la capital de la provincia.

En cuanto a las viviendas de uso turístico en la provincia, las solicitudes han ascendido a 218, de las que 184 corresponden a Toledo capital y el resto se distribuyen en 24 localidades de la provincia: Camuñas, La Mata, Orgaz, La Iglesuela del Tiétar, Cardiel de los Montes, Ventas de Retamosa, San Román de los Montes, Guadamur, Cobisa, Layos, Ciruelos, Alcabón, Carranque, Villaluenga, El Viso de San Juan, Mazarambroz, Marjaliza, Olías del Rey, Casarrubios del Monte, Yunclillos, Madridejos, Fuensalida, El Real de San Vicente y La Guardia.

Así, esta modalidad de alojamiento turístico oferta un total de 1.236 plazas disponibles, de las que 917 se ofertan en la ciudad de Toledo y las 319 plazas restantes se distribuyen en diferentes pueblos de la provincia.

El director provincial ha señalado que “en estos dos primeros meses de 2019 –enero y febrero- el ritmo de inscripción en el registro se ha incrementado sensiblemente, multiplicándose prácticamente por tres las declaraciones que estaban inscritas en diciembre del año pasado” y ha hecho un llamamiento a los titulares de este tipo de establecimientos que todavía no se han registrado para que “regularicen su situación, así como que se adapten a la normativa vigente”, ya que cuando finalice el período transitorio su incumplimiento es susceptible de calificarse como infracción muy grave de la Ley de Ordenación del Turismo de Castilla-La Mancha.