Quijote Digital

  • Diario Digital | miércoles, 01 de diciembre de 2021
  • Actualizado 09:56

La intensidad de “Yerma”, el clásico de Lorca, abrió el 46º Festival de Teatro Aficionado de Villacañas

“Nunca como ahora la realidad ha superado a la ficción, y nunca como ahora hemos tenido tantos motivos para que, una vez crucemos la puerta, olvidemos todo y simplemente vivamos y disfrutemos de la historia que nos cuentan estos grupos de personas que se suben al escenario de nuestro teatro”

La intensidad de “Yerma”, el clásico de Lorca, abrió el 46º Festival de Teatro Aficionado de Villacañas

Se abrió el telón del 46º Festival de Teatro Aficionado de Villacañas, uno de los certámenes teatrales más antiguos de la región, adaptado este año a las restricciones establecidas debido al COVID-19 en cuanto a medidas de seguridad y limitación de aforo.

Lo hizo con la intensidad de un clásico de Federico García Lorca, “Yerma”, a cargo del grupo El Taular Teatro de Almagro, que logró emocionar a los espectadores que en buen número se dieron cita en el Teatro Municipal Miguel de Cervantes, que pese al paso del tornado en la tarde del sábado pudo abrir sus puertas.

Antes de la representación, la concejala de Cultura, Ana Avilés, presentó esta edición 46, o “45 bis”, después de que el año pasado solo pudiera representarse una obra del programa previsto. “Nunca como ahora la realidad ha superado a la ficción, y nunca como ahora hemos tenido tantos motivos para que, una vez crucemos la puerta, olvidemos todo y simplemente vivamos y disfrutemos de la historia que nos cuentan estos grupos de personas que se suben al escenario de nuestro teatro”, afirmó.

Avilés recordó la figura de Juli Torres, a quien está dedicada esta edición. Miembro de la Comisión de Teatro durante muchos años, “pero sobre todo una persona ligada al teatro, aunque no siempre alumbrada por los focos, pero que siempre estaba allí y siempre estará formando parte de la gran familia del teatro de Villacañas”. Palabras cariñosas tuvo también para Mª Carmen Alejo y Luis López, padrinos de la pasada y presente edición del Festival, y terminó agradeciendo a la Comisión el trabajo realizado para organizar esta edición.

Tras sus palabras comenzó una función con la que el grupo almagreño consiguió emocionar al público, abordando con su puesta en escena el reto que supone adentrarse en el universo simbólico, rítmico, social y poético de la obra lorquiana. Fue su primera representación desde hace más de un año, que han preparado estas semanas con mucha intensidad.

La entrada de esta función estaba incluida en el abono del Festival, que incluye entradas para las 5 sesiones. Las entradas sueltas para el resto de obras tienen un precio de 8 euros general y 5 para Jubilados, Desempleados y Carnet Joven y se pondrán a la venta en la taquilla del teatro antes de cada representación.