Quijote Digital

  • Diario Digital | domingo, 29 de mayo de 2022
  • Actualizado 10:37

Desde Quesos de La Huz denuncian cómo la subida de la luz afecta al crecimiento de las empresas y reclaman la ayuda de las administraciones

En diciembre del año 2020 se generó una factura de la luz de 7.000 euros, mientras que en diciembre del 2021, se han facturado 24.000 euros, más del doble.

Desde Quesos de La Huz denuncian cómo la subida de la luz afecta al crecimiento de las empresas y reclaman la ayuda de las administraciones

Estando en plena pandemia, y con el 2022 recién estrenado, son muchas las empresas que miran al futuro con incertidumbre.

Los precios y costes de producción están subiendo de forma imparable, y esto hace que las empresas tengan dificultades para seguir avanzando.

Uno de los costes que se ha visto incrementado a toda la población en general ha sido el precio de la luz, que se ha disparado en los últimos meses a niveles nunca vistos.

Esta mañana, uno de los gerentes de Quesos de La Huz, Jesús de La Huz, ha sido entrevistado en el magazine matinal de Futuro FM, donde ha querido denunciar públicamente la grave situación por la que atraviesan muchas empresas, en este caso de Castilla-La Mancha, con esta subida de costes.

Jesús ha puesto el ejemplo en una de las facturas del consumo eléctrico que llegan a su empresa. En diciembre de 2020 su factura de la luz ascendió a alrededor de 7.000 euros, mientras que en el mismo periodo de 2021 (diciembre), la factura sube a los 24.000 euros, más del doble de su cantidad en el año anterior.

Esta subida de la luz, y de otros muchos costes de producción, son trabas cada vez más grandes a las que se enfrentan las empresas, y que obliga, en muchas ocasiones a su cierre.

Lo que quería reivindicar Jesús esta mañana es el interés de las administraciones públicas. “¿Dónde están ahora los partidos políticos, los sindicatos, CEOE CEPYME, todos, que ante estas subidas no se pronuncian?”. Al parecer, son muy pocas las personas políticas que se interesan por este tipo de problemas de forma personal.

Gracias a empresas como Quesos de La Huz, y otras tantas que hay en nuestros municipios, Castilla-La Mancha sigue viva. Son emprendedores que luchan contra la despoblación y generan puestos de trabajo.