Quijote Digital

  • Diario Digital | sábado, 13 de agosto de 2022
  • Actualizado 00:00

Joan Laporta, ¿Un mago o un trilero?

Joan Laporta, ¿Un mago o un trilero?

Ya lo dijo el entrenador del Bayern Múnich,Julián Nagelsman, quien preso de una gran incredulidad se explayó  abiertamente  y sin tapujos sobre la política de fichajes del Barcelona, después de que el club azulgrana fichase a Robert Lewandowski, declarando: “Es el único equipo que no tienen dinero, pero que puede comprar a jugadores”.

La misma pregunta se está haciendo todo el fútbol español y europeo. ¿Cómo es posible? Pues debe ser por las ya famosas palancas que están inyectando de dinero al endeudado Barcelona o porque su presidente, Joan Laporta, es un lince  financiero o un irresponsable.

Lo cierto y verdad es que el presidente del Barcelona no está dejando indiferente a nadie. Bien se le puede llamar el mago de las palancas por los mecanismos que ha activado para conseguir que el equipo azulgrana haya revolucionado  el mercado de fichajes que han sido de todos los colores: Rapinha,Kesse,Christiansen, Lewandowski y otro que está a punto de llegar, el central del Athletic Club de Bilbao, Iñigo Martinez y alguno más que llegara.

Un mercado, que sin el Barcelona y su pinturero presidente, hubiese sido la mar de aburrido porque exceptuando al club azulgrana, a penas ha habido movimiento de fichajes en otros clubes. El Real Madrid solo dos, Rudigër y Tchuaméni. En los demás, prácticamente nada.

Sin duda alguna, Joan Laporta es el personaje del verano en el ámbito futbolístico. Para algunos es todo un héroe que ha devuelto al Barça  a la primera línea y, para otros, es un auténtico irresponsable por aumentar la deuda de un equipo ya de por sí hipotecado.

Otros lo califican de  ser un autentico trilero porque de algo que parecía imposible ha logrado volver a entusiasmar e ilusionarse a una afición culé después de una temporada sumida en una gran depresión.

El riesgo que está corriendo Laporta es mayúsculo. En un principio le avala el gran patrimonio que tienen el club azulgrana, pero si este encaje de bolillos no le sale o este proyecto fracasa, puede ser el principio del final. Esta es la gran incógnita: ¿Reflotara al Barcelona o lo hundirá un poco más?

De momento, como decíamos, ha ilusionado a la afición. Le ha lavado la cara tan sucia que le dejó Bartomeu. Ha vendido el 25% del mejor activo que tienen el club, los derechos de televisión para los próximos 25 años. Una  formas más de hipotecar a la entidad azulgrana.
Lo que es evidente es que Joan Laporta es un intrépido y valiente presidente que quiere devolver a su Barça al lugar que le corresponde, por su historial . Se  la juega al  todo o nada. El tiempo y los resultados dictarán sentencia.