Quijote Digital

  • Diario Digital | domingo, 04 de diciembre de 2022
  • Actualizado 00:00

¡¡QUÉ VIENE ESPAÑA!!

¡¡QUÉ VIENE ESPAÑA!!

Con una superioridad absoluta y con un juego que rozó la perfección,la selección española goleó  (7-0) a Costa Rica, en el debut del cuadro español en este Mundial tan peculiar de Qatar. Un comienzo que se puede calificar de histórico y descomunal en todos los sentidos. La mayor goleada de España en un mundial. Fue un partidazo de los nuestros. Mejor no se puede empezar.

La primera media hora de España fue sencillamente espectacular. Lo mejor que se ha visto hasta ahora. Es pronto, muy pronto para echar las campanas al vuelo pero por lo que hemos visto, por el compromiso  mostrado por los jugadores, su enorme actitud y ganas podemos decir, que la selección española es firme candidata para hacer algo grande en el Mundial.

Cierto es que Costa Rica fue un rival tremendamente endeble (ningún tiro a puerta y ninguna intervención del guardameta Unai), pero viendo el  hambre mostrado por la totalidad de los jugadores españoles me permito decir que nuestra selección va a llegar muy lejos. ¿Y por qué no, ganar el Mundial? Pues claro que si. Hoy ha puesto sobre la mesa su candidatura.

Ya sé que en España somos muy extremistas a la hora de calificar lo bueno tanto como lo malo, pero la selección de Luis Enrique emite muy buen  aroma.

Con un partido impecable de principio a fin, lleno de personalidad y acierto ante la portería, la selección llama a las puertas de los favoritos.

Desde el pitido inicial, el combinado nacional puso cerco a la portería de Keylor Navas, que pasó su noche más negra de toda su carrera. Se jugaba a todo tren con una presión muy alta que ahogaba a los ticos. Muy pronto a los 10 minutos, el dominio absoluto español dio  sus frutos con el tanto de Olmo, gol número 100 de España en los mundiales.

Ahí no se quedó la cosa, presión más presión con combinaciones de todos los colores. En una de ellas, en el minuto 20 llegó el 2-0, obra del renacido Asensio que está de vuelta y que jugó, y muy bien, de falso nueve. Diez minutos después, penalti sobre Jordi Alba que transformó Ferran. Era el 3-0 que dejaba bien a las claras el dominio aplastante de la Roja,que durante los primeros 45 minutos dio más de 500 pases. Tal vez demasiado toques, pero en esta ocasión el Tiki-taka, funcionó de verdad.

Así terminó el primer periodo, con exhibición española que siguió en el segundo periodo pero algo más amortiguada. Pero eso solo fue al principio, porque después llegaron cuatro goles más. Todos ellos de gran factura,sobre todo el de Gavi,, que fue el quinto (ya se sabe, no hay quinto malo) el jugador más joven (18 años) en marcar por España en un Mundial. Además fue declarado el jugador más valioso del partido. Gavi,en el corte, en la lucha y la pelea, estuvo sensacional, al igual que Pedri.

 Antes de marcar Gavi, ya lo hizo Ferran Torres que de esta manera, se marchó a descansar con dos tantos suyos en el morral.

  Aunque el encuentro ya estaba resuelto desde el primer tiempo, los jugadores que fueron entrando sustituyendo a los titulares, le dieron un plus más al equipo. Todos. Carlos Soler marcó un gol como también lo hizo Morata. Koke supo jugar entre líneas. Nico Williams mostró su enorme velocidad por la banda,también sus certeros centros. Y Balde,que debutó, mostró potencia, realizando subidas de mucho empaque.

Luis Enrique volvió a sorprendernos. Esta vez gratamente con una alineación que invitaba a los que después fue el partido, una exhibición. El seleccionador pasó del falso nueve al falso central, con Asensio y Rodri en esas posiciones poco habituales, sobre todo la de Rodri actuando de  central junto a Laporte, Creo que le vamos a ver más veces en esa posición. Los dos cumplieron con creces.

Las conclusiones son muy positivas, pero hay que tener los pies en el suelo y seguir en alerta y afrontar el siguiente partido como una final.  Así será. Nos enfrentamos el próximo domingo a Alemania, que perdió con Japón 1-2, lo que significa que para los alemanes será un partido a vida o muerte. Si pierden estarán fuera y si gana España, entrara por derecho propio a los octavos. Va a ser un partido tremendo.

 Quizá todo sea una ilusión, esto no ha hecho nada más que comenzar, pero este contundente 7-0 en el debut mundialista nos hace pensar que con esta España todo es posible.

Advertisement