Quijote Digital

  • Diario Digital | domingo, 05 de diciembre de 2021
  • Actualizado 21:57

El Real Madrid, un líder muy convincente

El Real Madrid, un líder muy convincente

El Real Madrid  en un partido que rozó la perfección, ganó con autoridad y gran juego al Granada  (1-4), en Los Carmenes. Y como quiera  que la Real Sociedad no pasó del empate (0-0) frente al Valencia, el equipo de Ancelotti recupera el Liderato. Un líder,por lo que se ha visto en Granada, muy convincente y hasta avasallador.

 Allí, en la tierra Nazarí, exhibió un comprendió de virtudes: orden, colocación, excelente dirección con Modric y Kroos como los máximos exponentes, y con la locura de filigranas, ¡benditas locuras!, de Vinicius  en estado de gracia y que fue el estilete de todas esas virtudes que el Madrid expuso  sobre el césped de los Carmenes.

El Granada, ante semejante exhibición del Madrid , no existió porque nada le concedió el equipo blanco, que cuajó el mejor partido de la temporada.

En esta ocasión el Real Madrid si fue un auténtico equipo. Cada uno de sus jugadores cumplió con su papel asignado. Modric y Kroos se encargaron de lanzar  a los suyos  impartiendo un auténtico magisterio en la dirección y en la visión del juego. Cuando estos dos jugadores se ponen a jugar no hay equipo que se les resista. Han alcanzado su gran madurez como futbolistas. Están en su segunda juventud. Es un placer verlos jugar.

Junto a ellos, estuvo el trabajo en la sombra de  Casemiro y de Nacho, que volvió al centro de la defensa en sustitución del fatigado Militao. Y precisamente Nacho, fue el autor del 0-2  tras jugada de Asensio y el omnipresente Kroos. El alemán, también fue partícipe en el 0-1 al ver el desmarque oportuno de  Asensio, que volvió a ser ese jugador que tanta expectación levantó. Así,  como en Granada, con hambre,  es como tiene que encarar los partidos porque de talento anda sobrado.

 El equipo de Roberto Moreno, que fue expulsado, hizo muy poquito apenas un disparo de Luis Suárez que supuso el 1-2 que contó con la colaboración del desvío de Vinicius, que despistó a Courtois.

 El Real Madrid era un equipo preciso,muy activo y brillante. Junto a lo Modric,Kroos, Asencio, Casemiro etc… también sobresalió Vinicius que sigue desatado. Al brasileño, ahora todo lo que intenta le sale. Su repertorio es inagotable, las filigranas que hace no son por casualidad, las hace con toda la intención para debilitar la moral de la defensa  rival. Manchu, defensa granadino, terminó harto de sus viguerías y fue expulsado. Su tarjeta roja fue justa más por sus intenciones que por los hechos.

 Además de ser el jugador más explosivo de su equipo, Vinicius ahora está de luna de miel con el gol.  A él se asomó en una contra exquisita de Benzema y que Modric le sirvió en bandeja para hacer el 1-3. Fue un gol, como se suele decir, de bella factura. Tras este gol, Ancelotti le dio descanso siendo sustituido por Rodrygo.

 Tan inspirado estaba el Madrid, que hasta Mendy se sumó a la fiesta marcando el definitivo 1-4, que hizo con su pierna mala, la derecha, tras un servicio espléndido de Casemiro.

 En esta ocasión, el Real Madrid no pasó por esa fase de sufrimiento de los últimos partidos al cortar de raíz cualquier intento de remontada del rival. Y lo hizo a base de una gran solidez defensiva, de ambición y del enorme talento que tienen varios de sus jugadores. Con ese compendio de virtudes que exhibió en los Carmenes,le salió un partido redondo en todos los sentidos que le encarama de nuevo a lo más alto de la clasificación.

Fue un Madrid muy coral, que si contra el Rayo ofreció síntomas inquietantes; en Granada vio la luz un equipo que debe seguir creciendo por la senda que emprendió en la Ciudad de la Alhambra.